Aportación de los eventos a la sociedad

Hace algun tiempo, me hice la siguiente pregunta:
Sabemos que la celebración de eventos, tiene una finalidad económica como principal, pero, ¿qué otros objetivos cumple en la sociedad?

El término evento, en relación a lo colectivo, es un acto organizado en un determinado lugar en un momento único, dirigido a un público concreto.
Los eventos otorgan al municipio en la que se celebran e indirectamente a la población que vive en el, alicientes positivos y negativos, siempre dependiendo de la magnitud del mismo.
Debemos destacar siempre los positivos, sin dejar olvidados los negativos. Estos últimos hay que tenerlos en cuenta para que puedan ser paliados con anterioridad y no se cometan los mismos errores.

Si hablamos de los objetivos que los eventos aportan a la sociedad, podemos comenzar por el aumento de los beneficios monetarios de sus organizadores, el incremento económico es el principal.
Pero lo económico, va ligado a otros propósitos, ya que supone un extenso conocimiento del lugar en el que se celebra, y en consecuencia, implica un incremento de visitas turísticas para conocer la localidad tras la finalización del acto.

Otro objetivo que cumplen los eventos, es la interacción social, una influencia mutua entre individuos.
Consiguen que personas que en su vida diaria no hubiesen coincidido, se conozcan, entablen conversaciones sobre intereses comunes y lleguen a un trato cordial a corto y en algunos casos, a largo plazo.
Si pensamos por ejemplo, en un evento social-familiar, tiene como la unión de los miembros de la familia para un determinado acto, lo que conlleva una socialización intrínseca entre los componentes de la misma, y por tanto, la interacción social se vuelve a materializar.

Por último, podemos hablar de un objetivo de identidad por parte de los ciudadanos que viven en el municipio donde se realice el evento.
Los vecinos de esa localización, se sentirán identificados con ella, si el evento ha conseguido su fin, y comporta repercusión positiva. Se sentirán orgullosos de pertenecer al municipio que lo ha organizado.

Por tanto, observamos que los eventos ayudan y aportan soluciones a diferentes ámbitos sociales de nuestra vida cotidiana, están totalmente unidos a la sociedad, no se conciben los unos sin los otros e implican metas relacionadas con los ingresos economicos, el conocimiento, la interacción, la socialización y la identidad comunitaria.

Micropolítica Vs Macropolítica

Aquí os dejo el artículo que escribí para los compañeros de AVAPOL y que publicaron en su blog hace unas semanas. Espero que os guste.

Ahora que España se enfrenta a elecciones autonómicas en Andalucía y Asturias, es oportuno hacer una reflexión de los actos que se llevan a cabo en las mismas, y cuales son los mas influyentes en la sociedad. Para ello, tomando como referencia escritos de los profesores María José Canel y Antonio Gutierrez-Rubí, haré dos apartados, actos micropolíticos y macropolíticos.

Micropolítica: Me refiero a hacer política de forma particular, de tú a tú, donde existe una interacción bidireccional y hay retroalimentación entre los dos interlocutores, siendo las relaciones directas entre un político y un ciudadano.
Es la única manera en la que el discurso se comunica de forma directa, sin malinterpretaciones ni olvidos. Se caracteriza por la personalización del diálogo, y supone mayor constancia y un menor desembolso económico a la hora de llevarlo a cabo.

Macropolítica: Aquí hago referencia a la política a gran escala, donde el mensaje llega de una sola vez a un grupo de población concentrada en una determinada localización. Implica una interacción unidireccional, al ser una persona la que comunica hacia un conjunto de ciudadanos, donde éstos últimos, se limitan a escuchar lo que el político expone. Es mas global, tarda menos en informar, y supone un mayor desembolso económico la celebración de los actos incluídos en esta categoría.

Tras estas breves aclaraciones sobre las diferencias entre lo micropolítico y lo macropolítico, paso a explicar los actos existentes en cada uno de los conceptos.

Actos Micropolíticos:

Walkabouts: Hace alusión al recorrido a pie por zonas con afluencia de público, zonas de compra cotidiana que existen en todos los municipios. También incluiré el pasear por las calles mas céntricas o asistir a algún acto donde se de una masiva concentración poblacional para escuchar, conversar, debatir con los asistentes, dando a conocer propuestas de mejora y soluciones a sus problemas e inquietudes.

Canvassing: Se caracteriza por el actuar puerta por puerta, casa por casa dando a conocer las propuestas y dispuestos a ejercer escucha activa y empatizar con los inquilinos. Este tipo de acto se encuentra en desuso.

Actos Macropolíticos:

Mitin: Se define como una reunión pública donde se habla de asuntos políticos o sociales. Suelen ser multitudinarios. El mitin, es el acto mas tradicional e histórico de las campañas políticas y solamente por lo que significa su celebración, es inútil intentar hacerlos desaparecer. Lo que si se está haciendo es adaptarlos a los nuevos desafíos sociales y comunicativos a los que nos enfrentamos, y podemos visualizarlos mediante Internet, hacer de su celebración un “trending topic” y comentarlo en foros. Su significado sigue teniendo la misma esencia, pero se ha diversificado en su celebración.

Entrevistas: También forman parte de los actos macropolíticos, al igual que los encuentros con líderes de opinión de la sociedad de la información en la que vivimos. Y los sitúo en este bloque por la influencia que esos líderes de opinión causan a los ciudadanos. Son los ciudadanos los que empatizan con los líderes, e indirectamente, con el político entrevistado.

Debates: Junto con el mitin, son la otra gran puesta a punto de los candidatos antes de las elecciones, y se sitúa en lo macropolítico por la dimensión que tienen en cuanto a su preparación y a la dirección de su mensaje. Lo que se argumenta en los debates, llega a la sociedad por multitud de canales, siendo la televisión, radio y prensa los habituales.

Una vez expuesto lo anterior, cabe preguntarnos lo siguiente: Las redes sociales, la comunicación 2.0, ¿dónde la incluimos?, el acto de comunicar virtualmente, ¿en cual de los dos bloques podemos situarlo?
Bajo mi punto de vista, los únicos actos que tendrían elementos de micropolítica y macropolítica, sería los relacionados con la comunicación 2.0. Conlleva personalización, un bajo coste en su utilización y una constancia característica de la micropolítica y una difusión y generación de opinión pública macropolítica.
Las redes sociales conllevan una interacción multidireccional, hay multitud de interlocutores que se retroalimentan y generan debates con gran afluencia de participantes.
Ya no solo se escucha, ahora también se reflexiona y se participa de manera directa.
Actualmente nos encontramos en la era de la comunicación, de la participación ciudadana, donde todo es comentado por una población virtual que convive en las redes sociales y el medio de comunicación mas utilizado es Internet, ¿por qué no potenciarlo no sólo en tiempos de proceso electoral, si no siempre?

El acogerse a eventos virtuales, como celebración de debates online, presentación de candidaturas, ruedas de prensa en “streaming”, entrevistas hechas por los ciudadanos en redes sociales y una incesante actualización de los contenidos virtuales, contraerá una mayor participación y a su vez, será mas personalizada. Por tanto, sería un error no servirse del potencial de Internet y concretamente de las redes sociales como primera opción para realizar la campaña electoral.
Considero que ha llegado el momento en el que la política comienza a tener en cuenta la participación ciudadana en todo su desarrollo, mediante la utilización de la comunicación 2.0, donde los políticos descubrirán de primera mano lo que piensan realmente de ellos y donde se darán las claves necesarias para que el candidato piense si se debe mejorar o definitivamente, deberá hacer borrón y cuenta nueva.

Actos de comienzo de campaña electoral 2.0

En las campañas políticas encontramos definida la tradición en la celebración de alguno de sus actos mas característicos. La pegada de carteles es uno de ellos. Consiste en pegar el primer cartel de campaña por parte del cabeza de lista, en un lugar determinado, en presencia de afiliados, simpatizantes y medios de comunicación justo al comienzo de la campaña electoral.Es un acto simbólico electoral.

La preparación del acto debe ser lo mas exhaustiva posible para que la imagen que llegue a la ciudadanía sea lo mas cercana y profesional posible, huyendo de lo mísero y de lo ostentoso, a través de los medios de comunicación.

Pero en este acto, se relacionan tradición y modernidad, gracias a la influencia de Internet y las redes sociales.

Un claro ejemplo de esta influencia es la celebración del comienzo de campaña en redes sociales, mediante la “pegada- publicación” de carteles virtuales, es decir, crear un “post” o un “tweet” donde se adjunta una imagen similar a la cartelería utilizada a pie de calle.

Y si hablamos de twitter, el comienzo de campaña se convierte en una guerra virtual por alcanzar el primer puesto de los “Trending Topics” y mantenerlo el máximo tiempo posible entre las primeras posiciones.

Es gratificante ver como los partidos políticos por fin comienzan a incluir en su estrategia de comunicación la utilización de las redes sociales para llegar a mas población, y se sirven de sus afiliados y simpatizantes para la creación de la que ya es una nueva categoría dentro de la campaña.

La definición de la campaña virtual, es esencial para una buena transmisión de los mensajes que el partido quiere que llegue a la población y la imagen del candidato se asemeje a la que realmente se quiere dar.

Saben de la importancia que las redes sociales tienen y a lo que aspira su correcta utilización, pero también deben recordar que ser TT no significa que sea por méritos propios del partido y equipo, puede que los “tweets” que lo han llevado ahí, sean negativos y dejen en entredicho al partido y su estrategia. Al igual que sus afiliados lo hacen, también lo hacen detractores y simpatizantes de otros partidos, y ser uno de los temas mas comentados en redes sociales, por las connotaciones negativas a las que se ha asociado.

Creo que deben trabajar mas el ingenio creando” hastags” menos obvios y que destaquen por su originalidad.

En definitiva, los nuevos tiempos conllevan nuevas formas de comunicación y la herramienta Internet, en campaña electoral, puede ser una aliada, si la manejas bien, para conseguir buenos resultados electorales.