Cabalgatas Reales y tradición

La noche de Reyes magos es una costumbre que de cierta manera, significa el final del periodo festivo de navidad, donde son protagonistas los niños, formando parte de los denominados eventos tradicionales y por tanto, colaborando en la tarea de crear cultura.

Las ciudades se engalanan y anuncian la llegada en la tarde noche el 5 de enero de Melchor, Gaspar y Baltasar, los cuales, bañan con caramelos y otro tipo de regalos a quienes se acercan a recibirles, es un momento único que forma parte de las tradiciones españolas.

Estos magos de Oriente de los cuales poco se sabe pero que nos acompañan año tras año desde siempre, han ido sufriendo ligeras transformaciones. Donde antes el color negro se pintaba, a día de hoy con la globalización es real, como también lo ha hecho el espectáculo que supone el paso de todo un conjunto de carrozas, pasando de 3 a  50 en algunos lugares.

Existen dos aspectos que me resultas una muestra del cambio social: por un lado, el acompañamiento, el cual, ha pasado de estar lleno de pastoriles a disfraces sin sentido a veces e incluso a incluir a populares dibujos animados y personajes de ficciones como Pocoyo o Darth Vader. Por otro, el paso de  carrozas anónimas llenas de luz y color, a otras con nombres de empresas e instituciones que patrocinan y colaboran con todo el evento que supone la llegada de los reyes magos, ya que estos momentos son de los mas mediáticos si hablamos desde el punto de vista de la comunicación.

Queda claro que las cabalgatas, aun estando reconocidos como un acto de interés público, llevado a cabo por los ayuntamientos y que se pueden considerar dentro de la tipología de los eventos tradicionales, despiertan una serie de valores que están muy lejos de lo que realmente proyecta su naturaleza.

En la misma línea, y aunque ya hayamos contemplado la opción de que no existe mucha información al respecto, los Reyes Magos son una tradición de índole religiosa, pero que demuestra año tras año como evoluciona con la sociedad.

En definitiva, no es la primera vez que la cabalgatas se enfrentan a cambios en sus filas, para el regocijo de unos y el pesar de otros. El tema de incluir a nuevos actores protagonistas, como Reinas magas es una opción viable al hablar de igualdad de genero, pero siempre que se haga desde el respeto, dejando el partidismo y el morbo mediático a un lado, algo que en los últimos años, está siendo complicado.

Los cambios son indispensables, siempre que no se  pierda la esencia real de lo que significa este momento para los ciudadanos, para las familias y los niños.

Por ello, dejemos el mercantilismo para otro tipo de carrozas y disfrutemos de lo que realmente suponen las de los Reyes magos: ilusión y tradición.

Perversión, símbolos y elecciones

Las campañas electorales son escenarios temporales a través de los cuales los partidos y candidatos lanzan mensajes a la población, con el fin de persuadir a los electores y finalmente conseguir su captación como votante, para así llegar al poder o mantenerse en él.

love-campana-electoral_EDICRT20160611_0004_3

En esos días, el marketing, la publicidad y la comunicación se vuelven un todo para que los que se presentan a los comicios consigan mas cuota de pantalla, titulares en prensa, entrevistas y por consiguiente mayor impacto para llegar a su máximo objetivo.

Como ya habréis podido comprobar, Cataluña se encuentra en plena campaña, pero esta vez con tintes diferentes a lo que estábamos acostumbrados: la activación del artículo 155 (que pocos conocían pero que ahora es el mas popular de la Constitución Española, incluso ha conseguido que muchos ciudadanos la lean) políticos encarcelados, independencia si o independencia no, huelgas y un “Molt Honorable President” para unos, “ex-President” para otros, haciendo campaña desde Bruselas, a la espera de la extraditación o no. Cualquiera diría que nos encontramos ante un guión de una película de Buñuel, pero como dice esa famosa frase, en ocasiones la realidad supera a la ficción.

puigdemont-comparecencia-bruselas-efe

Pero si hay un aspecto que particularmente me ha llamado la atención, es la perversión de los símbolos institucionales y protocolarios como herramientas electorales.

Estos símbolos que establecen una relación de identidad con una realidad, generalmente abstracta, a la que evoca o representa, han encontrado en los alcaldes y los elementos institucionales que los distinguen, una poderosa herramienta de comunicación política y electoral.

alcaldes-vara-efe-15102015-1

Cabe recordar que no es la primera vez que se utilizan, pero que resulta digno de análisis la proyección y el mensaje que supone la utilización de los bastones de mando para demostrar apoyo a los líderes del llamado procès catalán.

Los bastones de mando son símbolos que denotan la autoridad de su poseedor, el cual, lo adquiere tras ser reconocido como máximo gobernante de una comunidad, y por consiguiente, mayor representante de esa institución pública. Por estos motivos, deben ser utilizados para cuestiones derivadas de estos aspectos.

Es aquí donde una vez mas, encontramos como se difumina la delgada línea que existe entre lo institucional y lo político, al hacer uso de este símbolo como elemento electoral de apoyo a una persona o candidato.

23231279_10213265822253871_3125411337841931270_n

No voy a negar que el resultado de ver a los alcaldes con el brazo en alto portando sus bastones frente a los líderes que estos apoyan es una imagen influyente y cargada de significado, y mas cuando éstos han fletado un avión para viajar a Bruselas y demostrar presencialmente ese apoyo (cuestión aparte es de donde han sacado el dinero para realizar este viaje electoral).

23231665_10213268202233369_7951865795851896727_n

Pero en contraposición a la imagen que en ocasiones pecamos de tener como única verdad, debemos advertir que su valor debe regirse únicamente en labores relacionadas con la corporación en la que mandan, los actos y ceremoniales frutos de la tradición, costumbres y normativas que rigen el municipio del que son alcaldes y vecinos a los que representan, dejando a un lado las campañas y la desvirtualización del significado y la esencia del simbolismo local de este objeto por un momento de gloria televisiva.

Por tanto, utilicemos los bastones de mando como lo que son, símbolos institucionales no partidistas que identifican a todos los ciudadanos de la localidad.

 

7 aspectos del protocolo político en la declaración de Mariano Rajoy

Rajoy juicio gurtel

Esa mañana, hemos asistido a un hecho histórico en el panorama político y judicial español: la declaración en la Audiencia Nacional de un presidente del Gobierno en activo como es Mariano Rajoy, en calidad de testigo en el caso Gürtel.

Este hecho extraordinario, ha supuesto que las medidas de seguridad y los medios que cubren este juicio se multipliquen, y es que el morbo de ver en el banquillo al presidente Rajoy ha traspasado fronteras.

Pero la cuestión no queda solo ahí, sino en el debate que se abre entorno al tratamiento dado a este ciudadano en este juicio.

La Audiencia en la citación que podéis consultar aquí, ya dejaba claro que “no comparece como presidente sino como un ciudadano español.” Pero después de ver la escena en la sala hoy, esta afirmación ha quedado en entredicho por varios aspectos que paso a enumerar a continuación:

1- Aunque se le juzgase como ciudadano, es su tratamiento como cargo orgánico dentro del Partido Popular y no su rol como presidente del Gobierno el que debía primar en esta sede judicial durante su comparecencia, lo que ha dado pie al debate de donde se encuentra el límite entre lo correspondiente a partido y a institución en nuestros representantes públicos.

2- Por mucho que se ha intentado quitar hierro al asunto, el protocolo oficial como herramienta de comunicación ha dejado claras las contradicciones en cuanto al puesto de Mariano Rajoy en este juicio, colocándolo en el segundo lugar protocolario institucional como representante del Gobierno, en la misma presidencia de la sala. Por tanto, no se le ha escuchado como un ciudadano mas, sino como presidente del Gobierno español al tener con él esta deferencia protocolaria e incluso generando un nuevo debate sobre la ilegalidad o no de colocar a un testigo en ese lugar.

3- Con su colocación en el mismo estrado, a la derecha de la mesa del tribunal en vez de frente a él como se hace con todos los testigos habitualmente, demuestra que cuando se posee un puesto de responsabilidad, prima lo público y el cargo que en este aspecto se tiene que el rol dentro del partido, aunque sea por este por lo que fue citado a declarar.

1501056262-20a010b265fbf5ae2aac8a8bacac25e9

4- El reglamento de protocolo del Poder Judicial ha quedado reducido a una mera anécdota en pro de la mediatización del momento y la negación a conseguir imágenes de una persona que ostenta el cargo de presidente el Gobierno en un banquillo de los acusados. Bien es cierto que por la repercusión no sólo nacional, sino también internacional, podría afectar a su credibilidad, lo que vuelve de nuevo a encender la pregunta de donde se encuentra el límite entre lo público y lo privado en la política. Recordemos que lo visual conlleva mas memorización que las palabras y por ello, evitar la imagen que todos esperaban era contraproducente electoralmente hablando también.

5- La etiqueta utilizada por este miembro del Ejecutivo es la habitual para el luto, con traje y corbata negros y un fondo de camisa blanca. Sin duda una vestimenta a la que nos tiene muy poco acostumbrados y que comunica valores como la tristeza y el duelo.

6- La manera de dar las respuestas recordaba a sus intervenciones en el Congreso de los Diputados, olvidando que no se encontraba en un debate político, sino en un juicio donde las contestación y zascas que  espetaba denostaban que su argumentación es excelente, pero estaba totalmente fuera de lugar.

7- En referencia a los demás partidos, éstos han preferido referirse al testigo con el cargo de presidente del Gobierno en el banquillo a hacerlo diciendo su nombre, ya que la imagen que se crea en la mente de los ciudadanos transmite negatividad en cuanto a la reputación de este cargo institucional, generando emociones de rechazo en la sociedad, llegando incluso a asociar la corrupción con los cargos públicos españoles, y por tanto, ayudando a mejorar la imagen de los otros candidatos y partidos de cara a una futuras elecciones.

RAjoy gurtel declaracion

Por tanto, el protocolo hoy sin quererlo, también ha sido protagonista de un momento histórico, por su mala ejecución en beneficio de un testigo, que coincide ser el presidente del Gobierno español y dando pie a nuevas líneas de discusión entorno a su correcto uso o en el caso político, como mero servidor del agenda setting.

Siempre nos quedarán las banderas.