Errores en Protocolo 2

El protocolo tiene el papel de ayudar a la organización y gestión de un acto o evento determinado para que salga a la perfección. Esta función puede verse perjudicada por un detalle ínfimo, el cual influirá de manera directa o indirecta en tu reputación como profesional y que resulte dañada, al igual que de la institución u organismo al que se represente si sucede un error de protocolo. Pero ese detalle, hay veces que no depende del responsable, si no del representante que se encuentra como protagonista en el acto o evento. Un mal, día, un olvido,un traspiés, mal gesto, incluso un ataque de risa en un acto institucional o de cualquier otra índole donde el protocolo oficial marque los tiempos y las formas, puede hacer que sea un acto recordado siempre por el ese preciso momento que se sale del protocolo.
En esta segunda entrega de errores políticos, veremos que no siempre es culpa de los responsables de protocolo que se cometan fallos.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *