Manifestaciones y Comunicación política

Una manifestación es una reunión pública para reivindicar algo o dar tu opinión, es un acto al que todos los ciudadanos tenemos derecho.

Al igual que se realizan a modo de protesta, también sirven para unir a la población ante determinados acontecimientos, como es el caso de atentados, homicidios y desapariciones. Es una manera de empatizar entre los propios ciudadanos.
El movilizar a un determinado grupo de personas para que acudan a manifestarse por sus derechos, es una de las primeras formas de participación ciudadana conocida y a su vez, han conseguido cambios positivos en la política en todos sus niveles. Son una de las vías mediante las cuales nuestra sociedad es partícipe de la política y los problemas de su país.
Son en sí actos de presión y reivindicación a tener en cuenta por nuestros representantes.
Las manifestaciones han ido cambiando con el tiempo, se modernizan, y sus convocatorias actualmente llegan a un volumen mayor de personas, al realizarse a través de Internet y redes sociales.
Bajo mi punto de vista, una manifestación es un acto de comunicación política debido a los actores que entran en juego en cuanto a su convocatoria, celebración, y su fin principal, manifestarse ante una determinada acción política llevada a cabo por parte de la institución pertinente y por lo que transmiten a la sociedad en general, tanto a nivel nacional como internacional. Contribuyen a generar una marca-imagen pública de nuestro país hacia el exterior y por tanto, un medio de publicitar nuestras ciudades.

Pero las cosas tornan hacia lo oscuro, hacia lo negativo y pierde su esencia cuando en esa acción de ejercer un derecho constitucional, existe la mínima posibilidad de generar enfrentamientos y disturbios.


Utilizar una manifestación para empañar una imagen, para hacer de la violencia la característica principal, hace que la crispación sea un factor inherente.
Las manifestaciones han ido cambiando a lo largo de su historia, y es a día de hoy cuando son utilizadas por personas que dejan ver nuestras prácticas mas primitivas y animales, y empañar con ellas un derecho pacífico que tanto ha costado conseguir en España.
El que un grupo de personas utilicen salvajemente las manifestaciones para efectuar actos vandálicos está fuera de lugar y fuera de todo derecho ciudadano.
Crean tensión social, problemas, violencia por el mero hecho de crearla, destrozos y en consecuencia, empañan la marca-imagen de las ciudades donde se producen.
Pero si negativo es esto, también es que los cuerpos de seguridad de estado tilden de enemigos a los manifestantes, y lleguen a agredir a todo lo que se mueven ante ellos.
Es complicado controlar los disturbios a consecuencia de las manifestaciones, pero nunca podría haber pensado que ejercer un derecho constitucional, daría lugar a la violencia gratuita por que sí, viéndonos expuestos al peligro de recibir algún golpe o encontrar nuestro coche o comercio totalmente destrozado y saqueado. ¿Es que ejercer el derecho a manifestarse, tiene como consecuencia perder el respeto a los demás? ¿El que unos lo lleven a cabo da derecho a otros a destrozar lo que tanto ha costado construir? ¿Son necesarios los golpes y los destrozos en una manifestación?

Por tanto, hasta que no se consiga un equilibrio entre los actores políticos que se relacionan en las manifestaciones, no conseguiremos aunar la imagen pública de nuestro país como un estado comprometido, respetuoso y como ejemplo a seguir.
Considero que las manifestaciones sirven para unir a los ciudadanos, para crear unidad, para generar revoluciones pacíficas y para mejorar, en definitiva, para hacer de la política, una política ciudadana.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Manifestaciones y comunicacion politicayprotocolo.wordpress.com/2012/03/04/manifestacion…  por driecel hace […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *