Entradas

10 pecados capitales de un candidato político

Hemos preparado una infografía hablando de los pecados capitales de los candidatos políticos.

Esperamos os resulte de interés.

 

Pecados capitales del candidato-5

Etiqueta y protocolo en campaña electoral

 

proper

El protocolo, ese conjunto de procedimientos que ayudan a reforzar los intangibles de la comunicación y que se hace mas presente en la organización de eventos, ha tomado por costumbre utilizarlo de manera generalizada cuando se hace referencia a otros aspectos considerados complementarios, como son el ceremonial y la etiqueta.

Si nos quedamos con el segundo concepto, la etiqueta, seguro que vienen a nuestra cabeza palabras relacionadas como la corbata, el traje, la gran gala o el tocado, todos ellos vinculados, pero que solo forman parte de una pequeña parte de lo que este término implica. La etiqueta detalla no solo la literalidad de la vestimenta acorde a donde nos encontremos, también engloba el comportamiento adecuado a las situaciones que nos sobrevienen.

Untitled

El respeto, la educación y la amabilidad transmitida mediante una comunicación eficaz sientan las bases de una etiqueta coherente y lógica en la comunidad en la que nos desenvolvemos y desarrollamos de manera personal y profesional.

En campaña electoral, es importante tener en cuenta estos elementos en la relación de un candidato con la ciudadanía a la que pretende persuadir con el fin de conseguir su movilización el llamada día d y conseguir impulsar los intangibles de los partidos como marca.

rajoy_220810
Está claro que si un candidato no tiene en cuenta en sus actuaciones la etiqueta adecuada, la malinterpretación y el aflore de emociones negativas sumarán en su contra y la percepción que se tiene sobre el y en consecuencia sobre el partido al que representa.

El protocolo y la etiqueta en campaña nos están enseñando puntos de vista diferentes a los que los medios pueden proporcionarnos con este cúmulo de impactos al que nos vemos sometidos en estos días y que cooperan en la consecución de la cita popular “es en las distancias cortas donde una persona se la juega”.

articulos-323986

Imaginemos un candidato que trate mal a un ciudadano durante los paseos de campaña o que en un discurso central de un mitin utilice un vocabulario que los asistentes no entiendan. Se espera un comportamiento definido de los candidatos para incrementar su reputación, imagen y que remuevan las emociones y sentimientos positivos hacia el, aspectos, que se verán fomentados con el correcto uso del protocolo y la etiqueta.

Esta etiqueta también se adapta a las nuevas formas de comunicación y es posible visualizarla en las redes sociales a través del novedoso término netiqueta o protocolo virtual y que en esta campaña electoral, encuentra ejemplos de cómo no saber utilizarla en beneficio del partido al que se pertenece.

GRA202. VALLADOLID, 14/05/2015.- El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se hace una fotografía con un joven durante el paseo que hoy ha realizado por el centro de Valladolid junto a los candidatos a la alcadía de esta ciudad y a la presidencia de la Junta de Castilla y León. EFE/Nacho Gallego

La campaña de guerrilla, de atacar al otro, ha encontrado en la falta de protocolo y etiqueta un filón a través del cual conseguir ganar en la llamada arenga política 2.0
Un desafortunado tuit sobre el físico de una candidata, ha dado la vuelta a la red, consiguiendo el objetivo contrario al esperado, consecuencia de un protocolo que deja mucho que desear.
#Yotambienestoyfondona

Seguiremos pendientes a estos ingredientes que dan sabor y coherencia a una campaña electoral ácida y profesionalizada.

Talk Show Político

14160888783228

Mucho está dando que hablar lo acontecido en estos días en el PP de Madrid, donde al mas puro estilo americano con sus conocidos Programas de entretenimiento o mas castizo, a lo Salvame, realizaron una serie de preguntas en plan casting a aquellos compañeros de partido que pretendian ser alcaldes de las ciudades que se han quedado huérfanas debido a la corrupción política, haciendo hincapié en preguntas que podrían ser dignas del mejor abogado preguntando a los acusados en un juicio mediático, con el fin de que salieran todos bien parados y demostrar que la transparencia y la honradez tienen lugar en este partido.

Lo curioso de este talk show político es que la espontaneidad que se creía había en las respuestas dadas por los posibles ideales a alcalde, no ha sido mas que una estrategia preparada con profesionales de la llamada telegenia política.

Esta rama de la comunicación, se encarga del aprendizaje por parte de los políticos de cómo desenvolverse de la mejor manera ante las cámaras, para resultar lo mas favorecido posible y transmitir seguridad al electorado.

descarga (36)

Tras conocer en este caso que la telegenia ha sido parte de la estrategia utilizada, ha dado pie a pensar que esta solo se utiliza para acercarse a la ciudadanía dando un mensaje muy superficial y preparado que suprime toda la franqueza y cercanía por parte del político, un componente que fomenta el engaño a los ciudadanos.

La telegenia no es el malo de esta película, lo que bajo mi punto de vista ha sido erróneo es el enfoque que se le ha dado a esta herramienta, la cual se lleva a cabo para ayuda a que los políticos se puedan comunicar con la ciudadanía de una manera eficaz, natural y sencilla.

No se trata de preparar respuestas y hacer un papel como si de actores se tratase, donde la superficialidad y el halo de manipulación sea palpable por todos, eso no es lo que la telegenia promulga ni lo que los ciudadanos quieren.

La telegenia trata de dar con las claves para mostrar las capacidades en las que destaca un candidato, dando un lugar a la confianza y la proximidad de un candidato, dando lugar a un mensaje real y humano.

telegena

La forma en la que se utiliza la telegenia, dependerá de cada uno,  lo que sí está claro es que si se ejecuta bajo unos parámetros de enviar un mensaje a corto plazo para conseguir los votos suficientes y gobernar, lo único que se  conseguirá es desprestigiar una herramienta necesaria para que la política vuelva a ser política.

Utilicemos los elementos que tenemos a nuestra disposición de buena fe, llevándolos a buen término y con la coherencia propia que la política siempre ha necesitado.