Entradas

Horse Race

horse race

En campaña electoral, se dan una serie de efectos provocados por el desarrollo de la misma y por  la interactuación entre los actores principales de esta característica contienda reconocibles de manera sencilla, pero que en esta disciplina basada en la comunicación y la política, reciben un nombre propio, un tecnicismo característico. Uno de esos términos, es el denominado “horse race”.

Para los expertos, la utilización de esta expresión hace referencia a la situación en la que medios de comunicación y analistas políticos, colaboradores de programas de televisión y radio, columnistas de opinión, asesores políticos e incluso candidatos dedican un  tiempo en todo caso desorbitado  a analizar y sacar conclusiones de los resultados y variaciones por mínimas que sean de las encuestas y sondeos de opinión que forman parte de la vida electoral.

El kit de la cuestión no radica en el análisis de estos resultados, sino en la implicación del tiempo que se dedica a ello, donde en la mayor parte de los casos, es superior al que se otorga a otras acciones políticas, lo que concluye con la importancia creciente de esta herramienta electoral en detrimento de las propuestas políticas, candidatos o mensajes lanzados durante la campaña electoral, cuestiones imprescindibles que, aún siendo las empleadas para persuadir al votante, no consiguen el efecto que si los análisis continuos de resultados  de encuestas y sondeos.

el-cartn-de-daro-el-derby-de-las-encuestas-560x356

Cabe recordar que la persuasión de públicos que se da en campaña electoral, es mas eficaz si se realiza en los medios de comunicación y desde hace relativamente poco tiempo en los medios online.  Si es a través de ellos  donde el continuo análisis de sondeos y encuestas ocupa las parrillas y espacios, hablando mas de un partido que de otro,  y por tanto,  haciendo mayor hincapié en las noticias y entrevistas de figuras que forman los partidos que causan mayor expectación debido a los resultados que obtienen en las encuestas,  da pie a que la función persuasiva de los medios, se encuentre sesgada por una estimación electoral  que no olvidemos, es nada mas que eso, aunque muchos den por verdaderos y finales esos resultados, incluso de manera anterior a la celebración del día de las votaciones.

campaña electoral 2

Sin perder de vista el contexto social, económico y político que enmarca cada proceso electoral, esta oscilación temporal positiva hacia los resultados de encuestas y sondeos se deben tomar con sumo cuidado, dejando a los especialistas de cada equipo de campaña su análisis y posible repercusión en la estrategia que se sigue.

La campaña política aglutina acciones y tácticas, basadas en una estrategia preestablecida que siempre debe dejar de algún modo espacio a posibles giros, justo por lo que se comentaba anteriormente, eso si, siempre de manera controlada por el equipo de campaña.

Todo influye en campaña, y la expresión horse race es un ejemplo de cómo  las herramientas que se utilizan en la creación de estrategias  pueden copar el protagonismo que deberían tener otros elementos que conforman las campañas.

 

Vestimenta política

 

31-políticos-europeos-en-traje-de-chaqueta

Existe un protocolo no escrito en el sector de la comunicación política que se corresponde con las costumbres en la vestimenta  de los representantes públicos y sobretodo, con el uso de determinadas prendas de vestir por parte de los presidentes de los diferentes estados, donde se espera de ellos que utilicen la coherencia y que ésta tome como referencia el traje oscuro y la camisa clara en su día a día.

Esta manera de proceder en política, en muchas ocasiones queda eclipsado por la vestimenta de las mujeres que se dedican a este sector, siendo en ellas en quien se fija la mirada y por tanto las críticas o elogios de los expertos, y que merecen un post aparte.

MARIANO RAJOY CON LOS PRESIDENTES Y PORTAVOCES DEL CONGRESO Y SENADO

Cabe apreciar por tanto que existe cierta normalización en las reglas de vestimenta política, donde está bien visto el uso de trajes conservadores en colores azul, gris oscuro o negro, acompañados de una camisa blanca y una corbata en la que se permite jugar con el color y los estampados hasta cierto punto, prendas que la población toma como correcta en sus representantes, partes de una imagen pública del político acorde a la que se espera de él. Está claro que la vestimenta del político se deberá corresponder con el lugar que visite y utilizar las medidas de seguridad oportunas, (si visita una obra, fábrica o línea de producción). La utilización de batas, cascos, monos o zapatos especiales se encuentran dentro de la opción de adaptar vestimenta, seguridad, trabajo e imagen.

batas

La rigidez con la que se trata la vestimenta política, queda  agrietada cuando el político junto con su equipo de asesores, decide romper con la monotonía del traje  para optar por otras opciones que le diferencien de  sus oponentes. Existen ejemplos de nuevos estilos en la vestimenta política, como es el caso de Pedro Sánchez, que optó por no utilizar chaqueta en muchas de sus intervenciones durante la campaña en la que resultó elegido pero que si la incorporó posteriormente como muestra de formalidad a la hora de reunirse con personalidades e  intervenciones en medios, o el de Pablo Iglesias, donde el lugar de procedencia de las camisas que utiliza ocupó varios titulares en prensa.

47480_pedro_sanchez_castejon__tras_liderar_los_avales_en_el_psoe__hizo_un_primer_avance_de_sus_ideas___foto___sanchezcastejon_

Esa innovación en la vestimenta en nuevas figuras políticas se entienden como vía de personalización e imagen política característica de cada uno, donde ejemplos algo más antiguos como el chándal de Chávez y Maduro (que también optó por una vestimenta formal de traje en el funeral de su antecesor) o los característicos jerséis a rayas de Evo Morales forman parte de esta tendencia en política.

hugo y maduro

La cosa cambia cuando habiéndonos familiarizado a un tipo de vestimenta en quienes nos representan, aparecen en público con un nuevo look al que no estábamos acostumbrados, y los colores claros en los trajes, la utilización de cuellos Mao, camisas oscuras o zapatos más modernos entre otros, hacen presencia, cuando se había afirmado que no se utilizaría más que aquellos colores y prendas conservadoras aceptadas,  causando revuelo y controversia acerca del por qué ese cambio radical.

obama traje beige

Algunos lo achacan a una manera de llamar la atención para que se hable de ello en vez de otros temas, otros, a que no encuentra una imagen acorde a su personalidad, en definitiva, los cambios sorpresa de vestimenta,  pueden hacer cambiar de opinión a la población sobre la imagen que su líder político proyecta.

Por tanto, los cambios  en la vestimenta de los políticos fuera de los patrones aceptados por la sociedad y que no se traten de nuevas figuras, a las que se acepta cierta apertura en la manera de vestir, se traducirá en una cuestión polémica y digna de protagonizar variaciones en la percepción de la comunidad en la que trabaja.

Neuromarketing Político

neuromarketing politica y protocolo

Una de las últimas tendencias dentro del marketing político es la utilización de elementos estratégicos basados en la estimulación de las emociones de los votantes para influenciar en su comportamiento electoral, hablo del llamado neuromarketing.

Y es que esta disciplina anclada dentro de la psicología y la ciencia ha demostrado que el motivo por el que los votantes deciden su voto tiene mas relación con las emociones y los sentimientos que con la propia razón, dejando de lado el sentido común en favor de aquello que nos hace sentir y toca la fibra sensible.

neuromarketing politica y protocoloEl neuromarketing consiste en aplicar una serie de técnicas derivadas del estudio del cerebro, analizando como reacciona éste cuando se estimula de manera consciente y subconsciente para proceder a su análisis y conocer de primera mano cuales son los factores que influyen en el comportamiento del consumidor o en el caso político, el votante.

Según  Nestor Braidot, “el neuromarketing político investiga y estudia los procesos cerebrales que explican la percepción, conducta y toma de decisiones de las personas en los campos de acción de la actividad política. Comprende el conjunto de técnicas destinadas a conocer al electorado para predecir su comportamiento.”

¿Cómo introducimos en nuestra estrategia electoral esta asignatura innovadora? El ensayo a través de mecanismos especializados  que midan la repercusión  de la utilización de una serie de impulsos en las personas, obteniendo resultados de cómo influyen en su cerebro, constantes y comportamiento final, si lo extrapolamos al terreno político, una de las prácticas principales de esta ciencia se basa en la transmisión de emociones a través del discurso como paradigma.

Y es que la apelación a los sentimientos a través del conocido “storytelling”, ha sido una técnica constante en la historia de la comunicación política, pero es a día de hoy cuando el neuromarketing ha tomado fuerza y  demostrado científicamente éstas hipótesis.

neuromarketing

El poder ir sobre seguro a la hora de elegir una determinada estrategia política enmarcada dentro de  toda una campaña, hace de esta herramienta en muchas casos, esencial para llegar al electorado denominado voto útil.

Para poder llevar a cabo un trabajo eficiente en referencia al neuromarketing político, será necesario contar con varios profesionales especializados en diferentes ramas; Psicología, politología, comunicación, análisis y periodismo son algunas de las especialidades necesarias para su ejecución de una manera correcta, por lo que el trabajo en equipo es parte esencial de su desarrollo.

Será en el discurso político, donde deberán de hacer hincapié en la transmisión de emociones que induzcan al votante a percibir a un partido u otro más cercano, más amable o mas empático en definitiva, que es bajo mi punto de vista el factor clave.

Si a través de la estimulación de las emociones podemos generar sentimientos positivos o negativos, podemos generar ilusión y miedo, también nos ayuda a potenciar en los candidatos políticos aquellas habilidades que van  en la línea de la estimulación del votante a través de la inteligencia emocional y los cambios en su imagen para una percepción eficaz y en signos positivos por parte del electorado.

En definitiva, el neuromarketing ha cambiado la dinámica de trabajo a la hora de realizar estrategias electorales, haciéndolas gracias al estudio de la influencia de las emociones en el comportamiento del votante mucho más eficientes y con mayor probabilidad de éxito  final.

Aprovecho para compartir un resumen realizado por educadictos que explica como el neuromarketing ha cambiado el marketing político tradicional.

marketing_politico-neuromarketing-600x465 (1)