Entradas

Colores y partidos en España

¿Qué se esconde tras el color de un partido político? Los partidos políticos escogen los tonos que van a representarles con respecto a la idea que quieren transmitir a los votantes. En España, los colores de los partidos más representativos son el azul, el rojo, el morado y el naranja.

colores-politicos-2

La intención de los partidos se basa en generar una conexión con el electorado. Las personas que acaban de pasar por la muerte de un ser querido se visten de luto llevando ropa negra, mientras que los que se casan van de blanco el día de su boda. Este hecho crea un sentimiento de familiaridad y cercanía que nos hace forma parte de un conjunto.

Pero, ¿qué idea nos transmite cada color?

El rojo es un color que transmite emociones fuertes y gran energía, el cambio que predican los partidos de izquierdas. Además, en nuestro contexto político europeo representa a partidos socialistas y comunistas , debido a que durante la dictadura de Franco y la época de la posguerra se denominaba “rojos” a todas aquellas personas afines a ideologías de origen comunista. No obstante, en Estados Unidos es utilizado por el Partido Republicano, que es conservador.

Sin embargo, el azul representa calma, serenidad, confianza y seguridad. Es el color utilizado por el Partido Popular y cuya intención seguramente será transmitir una imagen de seguridad a su electorado. Además, aunque en Europa esté asociado con los partidos conservadores, es el tono utilizado por los Demócratas americanos.

El naranja, el caso de Ciudadanos. Refleja excitación, calidez y entusiasmo y busca llamar la atención de la gente. Es un color que se encuentra entre el rojo y el azul, lo que muestra la distancia entre Ciudadanos y el PP y el PSOE, un partido que se encuentra en el centro de una España dividida por el bipartidismo.

El morado es un color asociado a la lealtad, el éxito y la sabiduría. Tradicionalmente ha sido utilizado por la realeza y no suele escogerse por los partidos políticos. No obstante, el partido de Pablo Iglesias ha querido utilizar este tono para demostrar que es un color que puede representar a todo el mundo, sin importar el estatus o condición social, dando a entender que la desaparición de clases es posible.

La elección del color de un partido político no es una decisión que deba tomarse a la ligera, ya que representa nuestra imagen personal y nos ayuda a diferenciarnos del resto de aspirantes políticos. El color es política y comunicación.

1430155978_053130_1430156790_noticia_normalPara mas información sobre esta relación, podéis entrar en este enlace: http://verne.elpais.com/verne/2015/04/27/articulo/1430155978_053130.html

Autora: Carola de la Rosa

Diana Rubio, doctora con sobresaliente cum laude

La universidad Jaume I en Castellón a través del programa de doctorado de la facultad de ciencias humanas y sociales, aceptó la investigación “Necesidad del manual de protocolo en los partidos políticos para la efectividad en sus eventos; la importancia de su integración en la comunicación corporativa” que ahora ha sido defendida por Diana Rubio, directora de Política y Protocolo.

19146101_10212078120282064_432158302483840641_n

Rubio defendió su tesis doctoral el pasado viernes, consiguiendo la calificación de sobresaliente Cum Laude, la nota de excelencia máxima, demostrando la importancia de la investigación para seguir avanzando en el sector de la comunicación política y conocer mejor herramientas como son los eventos y el protocolo.

Esta investigación trata la relación entre los eventos, el protocolo y la comunicación política dentro de los partidos, aportando novedosas conclusiones, abriendo nuevos debates dentro del sector y creando una tipología de eventos políticos genuina hasta ahora, basada en el público al que se dirigen en cuanto a la relación con el partido político y el contexto.

En la misma línea, realizó una comparativa de eventos en campaña electoral que arroja diversas consecuencias positivas para la organización y el protocolo.

DCcL9arXcAA1rw2.jpg-large

¡Enhorabuena!

Cómo no gestionar una crisis de comunicación

crisisUna respuesta a tiempo es fundamental para preservar la imagen corporativa de una empresa, independientemente de la antigüedad y del número de empleados de esta. Este último mes hemos presenciado cómo dos grandes organizaciones como son United Airlines y PriceWaterhouseCoopers (PwC) han gestionado sus crisis de relaciones públicas.

El violento desalojo de un pasajero de United Airlines por overbooking

grafica

La aerolínea United Airlines se ha visto envuelta en un escándalo por el vídeo en el que se veía a uno de sus pasajeros arrastrado y golpeado por el pasillo de uno de los aviones de su flota, argumentando que debía ser desalojado por motivos de “overbooking”. El vídeo ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales y ha tenido como consecuencia la pérdida de su reputación y un gran desplome de sus acciones en Bolsa. Ante tal situación, Óscar Muñoz, el CEO de la compañía, lanzó un comunicado relatando que lamentaba haber tenido tenido que reacomodar a los pasajeros. Horas más tarde, se filtró un e-mail de Muñoz a los empleados de United en el que sostenía que el comportamiento del pasajero fue “perturbador y beligerante”. Al final, el CEO de United se disculpó el pasado martes.

Este es un buen ejemplo de cómo no debe gestionar una empresa una crisis. Ante todo, Muñoz debería de haber admitido el gran fallo que había cometido la empresa expulsando al pasajero con violencia del avión cuando emitió el comunicado. En segundo lugar, debería de haber explicado por qué fue desalojado y se está permitido estos tipos de comportamientos. Por último, debería de haber pedido disculpas públicamente a la víctima del escándalo, ofreciéndole una solución y una compensación por lo ocurrido, argumentando que se investigaría lo ocurrido y tranquilizando al resto de pasajeros para que no vuelva a tener lugar una situación de esta índole mediante la adopción de políticas y protocolos de actuación.

Cuando ocurren tesituras de este tipo, muchas compañías suelen actuar como United Airlines, porque prefieren evitar demandas y juicios sin asumir la culpa, cayendo en el error de no tener en cuenta la reputación corporativa, ganando así malas críticas y perdiendo miles de clientes y 800 millones de dólares en bolsa.

El error más escandaloso de la historia de los Oscar

Oscars

PwC volverá a ser la encargada de custodiar los resultados de la gala de los Oscar, a pesar de haber cometido uno de los peores fallos de toda la historia de los premios el pasado 26 de febrero.

Aunque el hecho pasará a la posteridad, la respuesta de la auditora ha sido clara y concluyente, aunque con ciertos fallos que pasaremos a analizar.

En primer lugar, PwC emitió en Twitter un comunicado el pasado 28 de febrero disculpándose por la equivocación que habían cometido sus trabajadores, dos días después de que tuviese lugar la ceremonia de los Oscar: “PwC asume toda la responsabilidad por la sucesión de errores e infracciones a los protocolos establecidos durante la noche de los Oscar. Nuestro socio Brian Cullinan entregó por error el sobre de back-up para Mejor Actriz en vez del sobre para Mejor Película a los presentadores del premio, Warren Beatty y Faye Dunaway. Una vez que ocurrió el error, ni Cullinan ni su compañera siguieron los protocolos para corregirlo lo suficientemente rápido”.

En estas situaciones de comunicación de crisis el factor tiempo juega un papel fundamental, y personalmente, considero que la consultora americana debería de haber reaccionado con más rapidez, en lugar de esperar 48 horas para enviar un comunicado dada la magnitud y la repercusión mundial de un acto como es la gala de los Oscars.

Sin embargo, debemos reconocer que el contenido del mensaje es sincero y claro, y la empresa admite el fallo que ha cometido con total transparencia. A través de este reconocimiento de la responsabilidad, la auditora asume su error y aunque su imagen corporativa se ve afectada, esta acción comunicativa proporciona credibilidad y seguridad a los medios de comunicación y a los usuarios de las redes sociales. De esta forma, se reduce el interés de los periodistas y del público en general.

Para anticipar este tipo de tesituras y prever los riesgos que conlleva, PwC ha reaccionado seleccionando a nuevos consultores para la entrega de premios e implementando nuevos protocolos de actuación. Para ello, en la próxima edición serán tres los auditores que conozcan el contenido del sobre, y uno de ellos permanecerá en la sala de control de la gala para reaccionar ágilmente en caso de que se repita una situación como esta.

Además, para evitar distracciones, la compañía ha decidido que los trabajadores que custodien los sobres no podrán acudir a la ceremonia con los dispositivos móviles, ya que Cullinan, uno de los dos consultores de PwC, estaba junto a varios de los asistentes de la gala ‘tuiteando’ imágenes de la actriz Emma Stone, que fueron borradas de su cuenta personal horas después del error.

Crisis_550

Como norma general, la comunicación en situaciones de crisis como esta, debe fundamentarse en la sinceridad y en la capacidad de diálogo con nuestro entorno para no perder la reputación corporativa de la organización a la que pertenecemos. Aunque no todas las crisis son iguales, toda empresa debería contar con un comité para abordar situaciones problemáticas inmediatamente después del incidente. Nunca está de más elaborar un manual de crisis exhaustivo que atienda al mayor número de riesgos y situaciones posibles que se nos pueden presentar.