Entradas

Himnos y Protocolo

 

1340478291938Dentro del simbolismo de cada país, existen elementos que llevan inherente la función de la representación, donde las banderas son los más conocidos pero no los únicos. En el caso de España también forman parte de sus símbolos el escudo y por supuesto, la sintonía por excelencia, el himno de España.

El himno está cargado de tradición, fomentando el orgullo de pertenencia al país y haciéndolo reconocible de manera nacional e internacional, sumando hacia la llamada marca España que se está terminando de pulir.

Seguro que en los campeonatos deportivos, los minutos previos a partidos de fútbol de la selección o en algunos actos en los que la Casa Real haya intervenido, habréis escuchado el popular himno de España.

Imagen_himno

Nuestro himno junto a la bandera y el escudo,  están regulados en el Real Decreto 1560/1997 del 10 de octubre donde entre otros puntos, refleja su denominación como marcha granadera o marcha real española, la partitura oficial,  las dos maneras en la que lo podemos escuchar, versión larga (52 segundos) y versión corta (27 segundos) y que su interpretación solo se realizara una vez, junto con que versión tocar dependiendo del acto o evento en el que nos encontremos.

Si por algo destaca el himno de España, es por ser el único en el mundo carente de letra, aunque los españoles nos encarguemos de tararearlo en “la” mayor cada vez que lo escuchamos o alguna cadena de televisión haya querido ponersela. 

El himno español no es el único que soporta anécdotas, existen multitud de ellas a lo largo de todo el mundo, donde puedo destacar por ejemplo, el himno japonés por ser el más corto de los que actualmente se tocan, con solo 4 líneas o el caso de Perú, que se eligió en concurso de compositores, teniendo su propia versión en lengua indígena.

musica-071006-2

Si existe un caso curioso es el doblete de himnos que suenan en la región de Escocia, dejando a un lado el famoso “Dios salve a la Reina” británico y tomando relevancia  “Flor de Escocia”. Pero si por algo resulta anecdótico es porque habla de como los escoceses conquistaron su territorio y mandaron al orgulloso ejército de Eduardo a su casa, una letra que da una dosis extra de emoción a los partidos de fútbol entre los equipos de las distintas regiones del país anglosajón.

Quisiera recordar que protocolariamente hablando, este elemento de solemnidad y respeto, ha sido actor principal en competiciones deportivas, visitas de estado y eventos políticos, no solo por su escucha obligada, sino en muchos casos por el desconocimiento o error técnico que ha hecho o que no suene, o que se haya confundido con otra sintonía, momentos que nos han dejado toda una lista para recordar. A continuación reproduzco algunos de ellos.

Pánico en los eventos

San Fermín, una de las fiestas tradicionales españolas más conocidas  a nivel internacional y que supone un  reconocimiento inmenso del patrimonio intangible de nuestro país, ha sufrido en esta edición un día que muchos de los asistentes no olvidarán.

tapon_sanfermin_pri

El pasado sábado de estas celebraciones de interés turístico que suponen tanto a Pamplona,  tienen puntos  conflictivos que consiguen todo el protagonismo de estas fiestas, ya que hay vidas que corren el riesgo de desaparecer y  que penden de un hilo debido a un cúmulo de factores, aparte del de enfrentarse cara a cara a un morlaco de 500 kilos.

El correr delante de un toro, ya conlleva una tensión que sólo saben controlar los corredores profesionales, pero si a esta tensión  unimos las aglomeraciones de población que te hace imposible poder ponerte a buen recaudo, puede hasta costarle la vida a alguno de los asistentes, y no solo por una cornada, sino por un ataque de ansiedad, un aplastamiento torácico o por otras causas que este procedimiento identificado como pánico social o de masas produce en las personas que se encuentran inmersos en ellos.

Mascletá en la plaza del Ayuntamiento

Un ruido no identificado, una chispa, una valla en un mal sitio, una riña entre varias personas o una mala planificación son normalmente las causas más comunes de este pánico en masa que se dan normalmente en grandes eventos donde el número de público asistente sobrepasa las medidas previstas de seguridad, lo que conlleva que determinadas zonas donde se producen estas aglomeraciones se convierten en trampas, que provocarán esta reacción en cadena que puede ser mortal.

Las mareas humanas son impredecibles, aunque la primera reacción individual que se suele tener es salir de la zona de peligro lo antes posible de la manera que sea, lo que unido a un imprevisto en la seguridad o a un mal cálculo de público asistente, provocará un tapón humano o cuello de botella donde se viven situaciones realmente escalofriantes tanto para los que se encuentran dentro de estos agolpamientos como para quienes los están viendo desde fuera.

En nuestro país existe  una tragedia reciente que tuvo lugar por este pánico social; lo ocurrido en la fiesta de Halloween de Madrid Arena el pasado octubre de 2012, donde hasta 5 fueron las víctimas mortales de esa masa humana.

Imagen-del-tunel-del-Madrid-Ar_54354738883_53389389549_600_396

Considero que existen un  factor que debería tenerse en cuenta obligatoriamente y que en muchos eventos se remite a un tercer o cuarto plano en la organización y diseño del pre-evento;  la masificación humana que estas fiestas suponen y que hace que los servicios de seguridad y sanitarios se vean colapsados. Pero, ¿ qué solución se da a estas aglomeraciones? Es posible limitar el número de asistentes? ¿Y el de  corredores en San Fermín?

El pronosticar el número exacto de asistentes a un evento es todo un reto a veces imposible de conseguir. Por ello, el calcular siempre hacia arriba, donde sanitarios y seguridad tengan un papel primordial en nuestra planificación de los eventos, controlando todos y cada uno de los elementos que pueden volverse en nuestra contra,  serán vitales para que las fiestas fluyan con toda normalidad.

turisdtas--647x231

Incoherencia Política

En el mundo de la política, estamos empezando a acostumbrarnos a que las contradicciones en las palabras y formas de actuar de nuestros representantes, sea una práctica común.

euros politica y protocolo

Es normal ver como se aprenden un discurso de memoria, hablan con expertos sobre una determinada materia, como nos enseñan sus sonrisas mas ensayadas o como mimetizan con el escenario en el que se encuentran, pero en algunas ocasiones, los despropósitos en sus formas de comunicar confunden a la población y hacen que reflexionen sobre si sus políticos están preparados o no para desempeñar las tareas que su posición requiere.

La falta de conexión entre las cosas que dicen y hacen, pueden causar todo un revuelo social, por el incumplimiento de una norma expuesta por ellos, o por la exigencia en un aspecto determinado a la población que ellos después no tienen en cuenta.

596074_mario_draghi_guida_645_foto610x342 Uno de los campos donde mas incoherencias encontramos, es en los relacionados con la seguridad vial.

El grabar un vídeo dentro de un coche en movimiento, y no caer en abrocharse el cinturón de seguridad, para el cual se han hecho campañas millonarias de concienciación ciudadana, deja en entredicho las normas vigentes y la asimilación que los protagonistas de la grabación tienen de las mismas.

Un cinturón, un casco inexistente mientras paseamos en moto e incluso utilizar el teléfono móvil, son tres situaciones en las que los políticos olvidan que pueden ser sancionados por la autoridad competente y controlados y puestos en entredicho por los propios ciudadanos.

Si en seguridad vial hay multitud de casos, las relaciones con los medios, a veces tensas, a veces no, se encontrarían en el segundo lugar de las incoherencias que cometen nuestros políticos. Ana Botella Telva

El realizar ruedas de prensa donde no están permitidas las preguntas, considero que son dictaduras informativas, ya que lo único que se pretende es transmitir un mensaje aprendido a la población sin interactuar con él, como una única verdad. Estas ruedas de prensa contrastan totalmente con los reportajes y entrevistas a varias páginas que conceden a revistas de prensa rosa, donde contestan a preguntas de su vida privada, dando lugar a pensar que la inmediatez informativa de sus funciones como representantes ciudadanos les importa lo mismo que el precio de un café.

Pero estos casos concretos, encuentran un añadido en las grandes obras arquitectónicas con presupuestos descomunales que luego no tienen un uso habitual, o terminan por quebrarse o romperse. ¿Que justificación tiene el emplear grandes sumas de dinero a estas partidas cuando tenemos a la población rozando los umbrales de pobreza?

forges

En estos días, esas incoherencias se hacen palpables en los desdichos acerca de los casos de corrupción que sacuden nuestro país.

El cuarto poder, como comunmente se conoce a los medio de comunicación, están publicando diferentes informaciones sobre las malas práxis que los representantes pueden haber llevado a cabo;

Que si lo tiene, que si no lo tienen, que si es él, que si no es él, que si lo ha cogido, que si no, y un largo etcétera de ambiguedades e informaciones que crispan a la sociedad y consiguen que la desafección por la política aumente hasta cifras descomunales. Este mareo al que nos están sometiendo en sus respuestas acerca de gestiones oscuras que supuestamente realizan, dejan aún mas en entredicho a nuestra clase política.

politica y protocolo dleptocracia

En definitiva, si examinamos con detenimiento las contradicciones políticas que llevan a cabo algunos partidos, éstas dejan ver la nula empatía existente entre representantes y ciudadanos, donde los primeros prefieren ser recordados como políticos de dudosa reputación que como personas honradas y dispuestas a conseguir mejorar la calidad de vida de quienes les han colocado en el lugar en el que se encuentran, donde la transparencia sea la única respuesta posible a tanta incoherencia política.