Entradas

Etiqueta y protocolo en campaña electoral

 

proper

El protocolo, ese conjunto de procedimientos que ayudan a reforzar los intangibles de la comunicación y que se hace mas presente en la organización de eventos, ha tomado por costumbre utilizarlo de manera generalizada cuando se hace referencia a otros aspectos considerados complementarios, como son el ceremonial y la etiqueta.

Si nos quedamos con el segundo concepto, la etiqueta, seguro que vienen a nuestra cabeza palabras relacionadas como la corbata, el traje, la gran gala o el tocado, todos ellos vinculados, pero que solo forman parte de una pequeña parte de lo que este término implica. La etiqueta detalla no solo la literalidad de la vestimenta acorde a donde nos encontremos, también engloba el comportamiento adecuado a las situaciones que nos sobrevienen.

Untitled

El respeto, la educación y la amabilidad transmitida mediante una comunicación eficaz sientan las bases de una etiqueta coherente y lógica en la comunidad en la que nos desenvolvemos y desarrollamos de manera personal y profesional.

En campaña electoral, es importante tener en cuenta estos elementos en la relación de un candidato con la ciudadanía a la que pretende persuadir con el fin de conseguir su movilización el llamada día d y conseguir impulsar los intangibles de los partidos como marca.

rajoy_220810
Está claro que si un candidato no tiene en cuenta en sus actuaciones la etiqueta adecuada, la malinterpretación y el aflore de emociones negativas sumarán en su contra y la percepción que se tiene sobre el y en consecuencia sobre el partido al que representa.

El protocolo y la etiqueta en campaña nos están enseñando puntos de vista diferentes a los que los medios pueden proporcionarnos con este cúmulo de impactos al que nos vemos sometidos en estos días y que cooperan en la consecución de la cita popular “es en las distancias cortas donde una persona se la juega”.

articulos-323986

Imaginemos un candidato que trate mal a un ciudadano durante los paseos de campaña o que en un discurso central de un mitin utilice un vocabulario que los asistentes no entiendan. Se espera un comportamiento definido de los candidatos para incrementar su reputación, imagen y que remuevan las emociones y sentimientos positivos hacia el, aspectos, que se verán fomentados con el correcto uso del protocolo y la etiqueta.

Esta etiqueta también se adapta a las nuevas formas de comunicación y es posible visualizarla en las redes sociales a través del novedoso término netiqueta o protocolo virtual y que en esta campaña electoral, encuentra ejemplos de cómo no saber utilizarla en beneficio del partido al que se pertenece.

GRA202. VALLADOLID, 14/05/2015.- El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se hace una fotografía con un joven durante el paseo que hoy ha realizado por el centro de Valladolid junto a los candidatos a la alcadía de esta ciudad y a la presidencia de la Junta de Castilla y León. EFE/Nacho Gallego

La campaña de guerrilla, de atacar al otro, ha encontrado en la falta de protocolo y etiqueta un filón a través del cual conseguir ganar en la llamada arenga política 2.0
Un desafortunado tuit sobre el físico de una candidata, ha dado la vuelta a la red, consiguiendo el objetivo contrario al esperado, consecuencia de un protocolo que deja mucho que desear.
#Yotambienestoyfondona

Seguiremos pendientes a estos ingredientes que dan sabor y coherencia a una campaña electoral ácida y profesionalizada.

Etiqueta Política

Una de las preguntas más habituales que nos hacemos a la hora de asistir a un acto es: ¿Qué me pongo?

zapatos politica y protocolo

El tiempo que una persona dedica a asistir a actos y eventos es cada vez más alto. Cabe recordar que las diferentes cualidades que pueden apreciarse en éstos, podrán llegar a requerir unas ciertas normas de comportamiento y código de vestimenta a la hora de asistir al mismo, factores que se regirán siempre por la coherencia, la lógica y el sentido común.

El comportamiento, la manera de proceder y relacionarse por parte de los asistentes debe ser correcto, educado y basado en el respeto y la cortesía. La etiqueta, la forma de vestir cambiará dependiendo de la naturaleza del evento al que acudamos.

images (24)Dentro de la inmensa tipología existente en el mundo de los eventos, los políticos tienen unas características bien marcadas que ayudan a que tanto el comportamiento como el código de vestimenta sea de fácil consideración y elección. Dentro de los eventos políticos, los más significativos y que a su vez consiguen diferenciarse por la vestimenta son, por un lado, los de carácter institucional y por otro, los de carácter electoral.

Si hablamos de los primeros, los institucionales, requerirán unas normas mas estrictas y un código formal a la hora de vestirnos para la ocasión.

rajoy santamaria politica y protocoloLo hombres, de traje, sin llegar a rozar el ceremonial de los eventos sociales, donde puede optar por corbata o pajarita para un acto por la noche, y llevar obligatoriamente corbata durante el día.

Las mujeres son mas polivalentes con el vestuario, pero nunca deben de superarse los limites preestablecidos socialmente entre lo formal y lo irrisorio. Hay que ser coherentes con nuestra vestimenta a la hora de asistir a un acto.

Normalmente, durante el día podrán optar entre falda, vestido por la rodilla o pantalón. El utilizar un conjunto del mismo color con chaqueta a juego, suele ser la opción mas habitual y con la que seguro no hay equivocación. Por la noche, se aceptarán las puestas de largo.

Si hablamos de las partes de arriba, se debe tener en cuenta que la formalidad de los eventos institucionales es crucial y por tanto, prendas transparentes, demasiado cortas o que insinúen demasiado, pueden ser calificadas de fuera de lugar.

Los colores oscuros junto con un código de vestimenta tipo “cocktail” suelen ser los mas utilizados por ambos sexos, ya que en este contexto, comunican profesionalidad.

zp_mitin_alcala

En cuanto a los eventos políticos de carácter electoral, aun requiriendo cierta formalidad de los candidatos, los asistentes pueden vestir tanto de manera formal como con prendas calificadas de informales, pero siempre teniendo presente la naturaleza del evento y donde nos encontramos.

Por tanto, es importante pensar que ropa llevaremos a uno u otro evento del carácter que sea, ya que, a menos que seamos los protagonistas o anfitriones del mismo, nuestro vestuario no debe sobresalir bajo ningún concepto, debemos saber quedar en un modesto segundo lugar donde la elegancia y cortesía hablen por si mismos.