Entradas

Reglas fundamentales para organizar una comida de empresa

comida de empresa

Si está pensando en organizar o acudir a una comida o cena de empresa este artículo le interesa.

Las comidas empresariales sirven para promover las relaciones personales entre los empleados de una misma empresa o entre personas de diferentes compañías que tratan de llegar a un acuerdo. El fin de estos encuentros, más casuales que las frías reuniones de trabajo, es relajar el ambiente del ámbito laboral y conocerse un poco más dejando atrás las puertas de las oficinas.

En este caso, podemos encontrarnos ante dos tipos de situaciones: en la primera de ellas, deberíamos de organizar el encuentro, mientras que en la segunda, acudiríamos al evento como invitado. En ambos casos, debemos comportarnos de forma espontánea pero sin dejar atrás las pautas de protocolo para estas ocasiones.

Debemos seleccionar unos platos que no sean muy pesados y difíciles de comer e informarnos de las posibles intolerancias y alergias de los asistentes para evitar complicaciones de la salud y situaciones incómodas.

comida de empresaAl realizar la reserva se recomienda elegir una mesa redonda o cuadrada para facilitar la comunicación. Además, si organizamos una comida muy seria y con varios asistentes es aconsejable ubicar en la mesa varias tarjetas con el orden de los invitados ordenados según el protocolo. Sin embargo, en el caso de comidas más informales se puede prescindir de los tarjetones que indican el nombre de los asistentes.

“Llegar tarde no es una falta de tiempo sino una falta de respeto”. Es muy importante acudir a tiempo al evento a no ser que por causa de fuerza mayor no podamos evitar el retraso, en cuyo caso, se debe avisar del imprevisto ocurrido.

En cuanto al alcohol, sí, se puede beber, pero ojo con pasarse porque podemos dar una imagen que repercuta negativamente sobre nuestra carrera profesional.

Es de mala educación estar mirando el móvil y contestando al teléfono durante una comida. No obstante, si recibimos una llamada urgente podremos contestar.

Otra sugerencia para este tipo de encuentros es permanecer sentado hasta que se terminen los postres. Evita levantarte para ir a fumar, retocarte o para ir al baño constantemente, a excepción de aquellas ocasiones que por motivos médicos o de salud debamos de acudir al aseo.

Cuando llega la hora de pagar la cuenta, esta corre siempre a cargo del anfitrión o de la empresa que ha organizado el evento. Tras los postres, lo ideal es que el anfitrión acuda a la caja para abonar la factura evitando así situaciones incómodas con el resto de invitados.

En conclusión, las comidas de empresa son una de las formas que más utilizan las compañías para facilitar la comunicación y la interacción con directivos de otras empresas y con los propios empleados. Las comidas de negocios son una herramienta de “networking” tradicionales que funcionan muy bien para ampliar oportunidades de negocio.

 

Carola de la Rosa.

Imagen de la semana: eventos tradicionales

Esta semana desde Política y Protocolo hacemos referencia elegimos para esta sección una de las fiestas mas importantes y la populares en Andalucía: la feria de abril sevillana.

ALUMBRAO FERIA ABRIL

Es en estos días grandes en la ciudad andaluza donde se pone de manifiesto la importancia de los eventos tradicionales, con sus costumbres propias que hacen a quienes la visitan crear un recuerdo memorable y positivo de la misma. En la misma línea, en la feria de abril la etiqueta y el protocolo son visibles en la vestimenta y el folclore.

Toda una semana de fiesta, sevillanas, luces y comida que atrae a millones de personas a Sevilla, habiendo ayudado a hacer de esta ciudad reconocida mundialmente por este evento tradicional.

Este año, el encendido de su portada, conocido popularmente como el “alumbrao”,  ha estado dedicado a la Expo 92, evento internacional que se celebró hace 25 años en la misma ciudad y que supuso un antes y un después en ella.

feria abril

Cabe recordar que los eventos tradicionales suponen un fuerte impacto económico para las ciudades y ayudan a crear marca e imagen. A su vez, se crean numerosos puestos de trabajo para esos días, creándose incluso una industria propia alrededor de éstos.

Un ritual tanto para quienes la organizan como para quienes asisten año tras año a celebrar esta fiesta grande.

 

 

Imagen de la semana: mitines y hologramas

Esta semana en política y protocolo hemos escogido como imagen de la semana una instantánea llena de innovación y mensaje.

En plena campaña electoral francesa, el candidato Mélenchon optó como acto central de campaña la realización de 7 mitines simultáneos en territorio francés, donde el podría estar hablando en directo en cada uno de ellos, a través de un holograma.

El mismo formato que pudimos ver en la guerra de las galaxias vuelve a tomar protagonismo en los eventos electorales, dando la oportunidad de crear nuevos formatos híbridos donde la participación sube exponencialmente al crear nuevas emociones y sensaciones entre sus asistentes, tanto de manera presencial como online.

Las nuevas tecnologías ayudan a innovar con el formato de los eventos políticos electorales, cambiando su ejecución y dando un paso mas allá hacia la creatividad y el futuro.

Esta herramienta también tiene a favor la mejora de la seguridad e integridad de los candidatos cuando intervienen en un acto, pero ¿hasta donde la población está dispuesta a asistir a un evento en el que el protagonista solo se dirige a ellos a través de una imagen virtual?

Si en España las ruedas de prensa a través de un plasma tuvieron mucha repercusión negativa al considerar que no se daba la cara, esta opción  de nuestra presente literal en campaña tiene otra lectura.

Pero cabe recordar que no es la primera vez que se utiliza esta técnica en política. A nivel internacional, en la India  concretamente ya se utilizó en una campaña electoral por un mismo candidato, Narendra Modi, llegando con esta técnica a mas de 50 millones de personas.

En España, fue otro evento de índole política, pero cimentado en el activismo político ciudadano el que puso de manifiesto el uso de los hologramas como recurso visual y mediático.

Por tanto, los actos políticos encuentran un nuevo dinamizador que aporta una serie de valores y guarda la integridad de los candidatos y políticos.

Y vosotros, ¿participaríais en un evento con hologramas?

Seguiremos atentos a la innovación en política y a los nuevos elementos dinamizadores que se introducen y revolucionan los eventos.

En este artículo de ACOP encontrareis mas información acerca de los hologramas en política.