Entradas

7 aspectos del protocolo político en la declaración de Mariano Rajoy

Rajoy juicio gurtel

Esa mañana, hemos asistido a un hecho histórico en el panorama político y judicial español: la declaración en la Audiencia Nacional de un presidente del Gobierno en activo como es Mariano Rajoy, en calidad de testigo en el caso Gürtel.

Este hecho extraordinario, ha supuesto que las medidas de seguridad y los medios que cubren este juicio se multipliquen, y es que el morbo de ver en el banquillo al presidente Rajoy ha traspasado fronteras.

Pero la cuestión no queda solo ahí, sino en el debate que se abre entorno al tratamiento dado a este ciudadano en este juicio.

La Audiencia en la citación que podéis consultar aquí, ya dejaba claro que “no comparece como presidente sino como un ciudadano español.” Pero después de ver la escena en la sala hoy, esta afirmación ha quedado en entredicho por varios aspectos que paso a enumerar a continuación:

1- Aunque se le juzgase como ciudadano, es su tratamiento como cargo orgánico dentro del Partido Popular y no su rol como presidente del Gobierno el que debía primar en esta sede judicial durante su comparecencia, lo que ha dado pie al debate de donde se encuentra el límite entre lo correspondiente a partido y a institución en nuestros representantes públicos.

2- Por mucho que se ha intentado quitar hierro al asunto, el protocolo oficial como herramienta de comunicación ha dejado claras las contradicciones en cuanto al puesto de Mariano Rajoy en este juicio, colocándolo en el segundo lugar protocolario institucional como representante del Gobierno, en la misma presidencia de la sala. Por tanto, no se le ha escuchado como un ciudadano mas, sino como presidente del Gobierno español al tener con él esta deferencia protocolaria e incluso generando un nuevo debate sobre la ilegalidad o no de colocar a un testigo en ese lugar.

3- Con su colocación en el mismo estrado, a la derecha de la mesa del tribunal en vez de frente a él como se hace con todos los testigos habitualmente, demuestra que cuando se posee un puesto de responsabilidad, prima lo público y el cargo que en este aspecto se tiene que el rol dentro del partido, aunque sea por este por lo que fue citado a declarar.

1501056262-20a010b265fbf5ae2aac8a8bacac25e9

4- El reglamento de protocolo del Poder Judicial ha quedado reducido a una mera anécdota en pro de la mediatización del momento y la negación a conseguir imágenes de una persona que ostenta el cargo de presidente el Gobierno en un banquillo de los acusados. Bien es cierto que por la repercusión no sólo nacional, sino también internacional, podría afectar a su credibilidad, lo que vuelve de nuevo a encender la pregunta de donde se encuentra el límite entre lo público y lo privado en la política. Recordemos que lo visual conlleva mas memorización que las palabras y por ello, evitar la imagen que todos esperaban era contraproducente electoralmente hablando también.

5- La etiqueta utilizada por este miembro del Ejecutivo es la habitual para el luto, con traje y corbata negros y un fondo de camisa blanca. Sin duda una vestimenta a la que nos tiene muy poco acostumbrados y que comunica valores como la tristeza y el duelo.

6- La manera de dar las respuestas recordaba a sus intervenciones en el Congreso de los Diputados, olvidando que no se encontraba en un debate político, sino en un juicio donde las contestación y zascas que  espetaba denostaban que su argumentación es excelente, pero estaba totalmente fuera de lugar.

7- En referencia a los demás partidos, éstos han preferido referirse al testigo con el cargo de presidente del Gobierno en el banquillo a hacerlo diciendo su nombre, ya que la imagen que se crea en la mente de los ciudadanos transmite negatividad en cuanto a la reputación de este cargo institucional, generando emociones de rechazo en la sociedad, llegando incluso a asociar la corrupción con los cargos públicos españoles, y por tanto, ayudando a mejorar la imagen de los otros candidatos y partidos de cara a una futuras elecciones.

RAjoy gurtel declaracion

Por tanto, el protocolo hoy sin quererlo, también ha sido protagonista de un momento histórico, por su mala ejecución en beneficio de un testigo, que coincide ser el presidente del Gobierno español y dando pie a nuevas líneas de discusión entorno a su correcto uso o en el caso político, como mero servidor del agenda setting.

Siempre nos quedarán las banderas.

 

¿Conoces Política en Serie?

12810127_10153936307284909_986180820_o

Portada definitiva Política en serie

Fue hace unos meses cuando en una conversación con Julio Otero, este proyecto del que hoy os hablo comenzó a formarse y que, tras hablar con varios con compañeros y amigos de profesión a los que también nos unían aficiones, se convirtió en una realidad en ciernes.

El nexo política y series, ha dado como resultado ríos de tinta en medios de comunicación, foros, debates y blogs, pero hasta hoy,  esta relación vista desde el punto de vista de los llamados “spin doctors” no había sido puesta sobre la mesa.

Es en ese momento cuando Política en serie se convierte en una idea única, pionera, donde, tomando como ejemplo las series política de televisión, damos nuestro punto de vista desde una labor pedagógica, invitando a la reflexión sobre numerosos y actuales temas.

En estos días, las coaliciones y los pactos se encuentran al orden del día. La búsqueda de apoyos para conseguir formar un nuevo gobierno,  cómo las instituciones a través de eventos dejan

entrever la importancia de actores como los medios de comunicación y las redes sociales, unido a una igualdad cada vez mas visible, política en serie de convierte en un libro de cabecera para todos aquellos que quieren conocer un poco mas la comunicación política e institucional, esta vez, tratado desde un punto de vista televisado.

Entre las opciones que encontramos para poder publicarlo, nos inclinamos por la plataforma libros.com y llevarlo a cabo a través de una campaña de micro-financiación o crowdfunding, en la cual, todos aquellos que compartan aficiones con nosotros, puedan forman parte del esperado éxito de este libro y vean su nombre en las páginas de agradecimiento.

Se proponen varias opciones de mecenazgo, desde los 6 euros en adelante, con opciones para aquellos que prefieren las redes sociales y para los que no, a través de otras opciones que se pueden consultar con los autores del libro.

12728778_897873553644743_2802008562777164259_n

Borrador de Portada con todos los miembros del libro

En este link teneis toda la información para apoyar política en serie. Libro en papel, ebook, láminas de portada y muchas otras opciones para contribuir a su publicación y distribución.

En la misma línea, y como siguiente eslabón en esta cadena de favores, política en serie donará todos los beneficios obtenidos por las ventas de esta obra a la Asociación Española contra el Cáncer, ya que consideramos necesaria la cooperación en grupo, la cual, aportará mayores beneficios a causas que guían,  asisten  e investigan sobre esta enfermedad que todos de manera directa o indirecta hemos podido vivir.

Se dice que las series son un fiel reflejo de la realidad, y es en política en serie donde corroboramos esta afirmación.

Por que es un libro novedoso, porque trata la política y las series desde una visión real y profesional, porque creemos en la fuerza de la cooperación y del trabajo en equipo y porque consideramos que puede ser de vuestro interés, pedimos vuestra colaboración.

¿Y tú? ¿A que esperas para ser mecenas?

Gracias a todos.

ec7e37dccb089a53c6c5d4c313fad8692c1ce4d2

Lámina de Política en Serie

Vestimenta política

 

31-políticos-europeos-en-traje-de-chaqueta

Existe un protocolo no escrito en el sector de la comunicación política que se corresponde con las costumbres en la vestimenta  de los representantes públicos y sobretodo, con el uso de determinadas prendas de vestir por parte de los presidentes de los diferentes estados, donde se espera de ellos que utilicen la coherencia y que ésta tome como referencia el traje oscuro y la camisa clara en su día a día.

Esta manera de proceder en política, en muchas ocasiones queda eclipsado por la vestimenta de las mujeres que se dedican a este sector, siendo en ellas en quien se fija la mirada y por tanto las críticas o elogios de los expertos, y que merecen un post aparte.

MARIANO RAJOY CON LOS PRESIDENTES Y PORTAVOCES DEL CONGRESO Y SENADO

Cabe apreciar por tanto que existe cierta normalización en las reglas de vestimenta política, donde está bien visto el uso de trajes conservadores en colores azul, gris oscuro o negro, acompañados de una camisa blanca y una corbata en la que se permite jugar con el color y los estampados hasta cierto punto, prendas que la población toma como correcta en sus representantes, partes de una imagen pública del político acorde a la que se espera de él. Está claro que la vestimenta del político se deberá corresponder con el lugar que visite y utilizar las medidas de seguridad oportunas, (si visita una obra, fábrica o línea de producción). La utilización de batas, cascos, monos o zapatos especiales se encuentran dentro de la opción de adaptar vestimenta, seguridad, trabajo e imagen.

batas

La rigidez con la que se trata la vestimenta política, queda  agrietada cuando el político junto con su equipo de asesores, decide romper con la monotonía del traje  para optar por otras opciones que le diferencien de  sus oponentes. Existen ejemplos de nuevos estilos en la vestimenta política, como es el caso de Pedro Sánchez, que optó por no utilizar chaqueta en muchas de sus intervenciones durante la campaña en la que resultó elegido pero que si la incorporó posteriormente como muestra de formalidad a la hora de reunirse con personalidades e  intervenciones en medios, o el de Pablo Iglesias, donde el lugar de procedencia de las camisas que utiliza ocupó varios titulares en prensa.

47480_pedro_sanchez_castejon__tras_liderar_los_avales_en_el_psoe__hizo_un_primer_avance_de_sus_ideas___foto___sanchezcastejon_

Esa innovación en la vestimenta en nuevas figuras políticas se entienden como vía de personalización e imagen política característica de cada uno, donde ejemplos algo más antiguos como el chándal de Chávez y Maduro (que también optó por una vestimenta formal de traje en el funeral de su antecesor) o los característicos jerséis a rayas de Evo Morales forman parte de esta tendencia en política.

hugo y maduro

La cosa cambia cuando habiéndonos familiarizado a un tipo de vestimenta en quienes nos representan, aparecen en público con un nuevo look al que no estábamos acostumbrados, y los colores claros en los trajes, la utilización de cuellos Mao, camisas oscuras o zapatos más modernos entre otros, hacen presencia, cuando se había afirmado que no se utilizaría más que aquellos colores y prendas conservadoras aceptadas,  causando revuelo y controversia acerca del por qué ese cambio radical.

obama traje beige

Algunos lo achacan a una manera de llamar la atención para que se hable de ello en vez de otros temas, otros, a que no encuentra una imagen acorde a su personalidad, en definitiva, los cambios sorpresa de vestimenta,  pueden hacer cambiar de opinión a la población sobre la imagen que su líder político proyecta.

Por tanto, los cambios  en la vestimenta de los políticos fuera de los patrones aceptados por la sociedad y que no se traten de nuevas figuras, a las que se acepta cierta apertura en la manera de vestir, se traducirá en una cuestión polémica y digna de protagonizar variaciones en la percepción de la comunidad en la que trabaja.