Entradas

Desvirtualización del protocolo

gettyimages940592724-db9ab9c2d87d1415f65f663dc45e4743-1200x600Estos días donde el denominado “choque de reinas” ha colapsado los medios de comunicación y traspasado fronteras, hemos podido ver como todo el mundo sabe y habla del protocolo.

Este término entre otras cosas, ayuda a transmitir una imagen en medios aplicando una serie de técnicas y procedimientos, con el fin de conseguir un posicionamiento estratégico por parte de la empresa, institución o las personas que forman parte de ellas. Sin embargo, vemos que lo que vende es la incorrección, es decir,  todo lo contrario de lo que hacemos, quedando demostrado uno de los problemas que la profesión tiene: su desvirtualización.

La profesión de técnico en protocolo ha salido a la opinión publica, demostrando que su conocimiento se tergiversa o malentiende una vez mas, lo que da como resultado una interpretación totalmente errónea que también se complementa con la asociación de valores y términos que poco o nada tienen que ver con esta disciplina actualmente.

Sin-título-6

Uno de los aspectos con los que mas problema veo es que tomamos visibilidad sólo para preguntar por momentos puntuales que suceden en Casas Reales o donde miembros de estas instituciones asisten, como si esta disciplina fuera tan encorsetada que solo ellos pueden ostentarla y deben cumplir con las normas a rajatabla cuando ha quedado demostrado que el protocolo va mucho mas allá y que nos afecta directamente a todos.

El protocolo sale a la luz a raíz de la critica y lo que se sale de lo denominado “políticamente correcto”. No es el comentar por qué una reina puede hacer un mal gesto pero si es cierto que esto nos ha  vuelto a poner en una casilla de salida mediática, aunque haya que hacer mucho aun.

No nos quedemos con precedencia y presidencia, veamos mas allá. Cabe decir que a nivel institucional existen normativas, a nivel social tradiciones, y a nivel de comunicación, supone hablar de elementos estratégicos que afectan a la imagen. Estos tres perfiles, forman parte del protocolo y su correcta implementación.

protocolo-destacada

Surgen nuevas herramientas, nuevos espacios y nuevas formas de colocación y vestimenta que denotan cómo el protocolo es imagen, es normativa, es tradición, es comunicación y también es estrategia, pero se desvirtúa cuando solo interesa lo real, lo monárquico y se asocia únicamente a esto.

Bajo mi punto de vista, es necesario crear y diseñar campañas de promoción y visibilidad en el sentido correcto, donde no valga echar la culpa a los medios o a la sociedad, como si fuéramos unos incomprendidos. Situaciones que dependen de nosotros y son para nosotros, una profesión que se debe defender en todo su conjunto.

Protocolo Millenial

milenial

El protocolo ha sufrido multitud de cambios desde la época de los grandes reinados europeos de manera proporcional a la sociedad y su evolución.

La transformación de esta disciplina transversal, debe darse cuenta de que las personas, instituciones y la imagen que estos proyectan es totalmente diferente a como se hacía hace años y por tanto, requiere de nuevas estrategias y técnicas para adaptarse a la nueva imagen, a las nuevas formas de comunicación y en definitiva a la nueva sociedad.

Actualmente se habla de cambio en el protocolo, pero todavía encontramos dilemas y actitudes demasiado rígidas y obsoletas que frenan los cambios de paradigma y que se empeñan en confundir mas acerca de este término.

millennials-1

El protocolo conlleva un conjunto de técnicas a implementar en los actos, los cuales, ahora no solo comunican para quienes asisten o medios de comunicación, sino también comunican hacia la era digital, hacia los medios online y donde los asistentes se convierten en los llamados prosumers, figuras que consumen información y la producen.

Esta nueva manera de comunicar, hace que cualquier asistente a un acto de viralidad a un error de protocolo, a una foto de una presidencia mal colocada y se de credibilidad a ella, incluso supone el handicap de se extienda la incorrecta expresión saltarse o romper el protocolo, incluso que piensen que no sirve para nada porque es algo antiguo o sólo para la realeza.

Cambia la manera de comunicar, cambian los protagonistas y las instituciones se transforman hacia estas nuevas generaciones que tienen enfoques diferentes acordes a lo que pide la sociedad internacional actualmente.

millennials-on-devices-750

Considero que es el momento de que el protocolo se transforme y tenga en cuenta a la generación millenial, una comunidad que se adapta a la comunicación actual, y que por tanto sabe qué necesita el protocolo para seguir avanzando, sin perder de vista la experiencia pasada y su historia a través de la cual se ha ido construyendo.

Los millenials saben que ahora la comunicación pasa por el manejo de las redes sociales, donde la inmediatez, es un factor determinante. Esta generación es conocida también como la de los nativos digitales , aunque siguen creyendo en la necesidad de las relaciones personales presenciales (donde tanto tiene que decir la etiqueta). Es la generación milenio la que predica con la profesionalización por áreas, donde encuentra en el protocolo una de ellas.

millennials

Pero no olvidemos que la denominada por los medios brecha generacional continúa, ahora hacia la llamada generación Z, la cual hace referencia a aquella que engloba a los nacidos a partir del año 95. Algunos de los factores diferenciadores de los “Z” es la denominación de personas multidisciplinares, tecnoholics, youtubers, instagramers y líderes en la creación de comunidades regidas por una memecracia virtual.

millennials-rubro-inmobiliario

La sociedad y la manera de comunicarse cambia. Es el momento de que el protocolo de un paso adelante y demuestra a la sociedad su funcionalidad a través de un liderazgo equilibrado con las generaciones presentes, la experiencia de las antiguas y la visión flexible de las futuras.

Imagen de la semana: cuestión de chaquetas

Esta semana no podíamos dejar sin hacer referencia al cambio de vestimenta con el que Pablo Iglesias, líder de PODEMOS, nos ha sorprendido en sus intervenciones en el Congreso.

Pablo iglesias Chaqueta poliproto

No sólo por su dialéctica, también por su vestimenta, considerada correcta o no, adecuada a cada momento, bien es cierto que este político ha ocupado portadas y artículos en prensa.

Desde la opción de ir con esmoquin a los premios Goya, a optar por una camisa arrugada blanca y pantalón vaquero para asistir a una audiencia con el rey Felipe VI, Iglesias ha dado mucho que hablar dentro de la moda, las tendencias y la imagen política.

Esta imagen diferente tiene un sentido claro; demostrar con coherencia que otra política es posible donde los trajes de chaqueta y la vestimenta tradicional da paso a otros valores; contempla la diferenciación este personaje político y su partido contrastando con los demás.

Poco a poco, ha ido incluyendo otros elementos en su indumentaria; corbatas en sus intervenciones por ejemplo, pero esta semana es la imagen de política protocolo por haber optado por el uso de la chaqueta para sus intervenciones, respondiendo a la petición que su madre le hacía de verle mejor vestido.

El uso de una etiqueta determinada comunica un enfoque y un mensaje dentro del contexto.

¿Habrá que adaptarse al contexto, o este deberá evolucionar?