Entradas

Series Políticas

En esta sociedad donde lo audiovisual gana terreno a la hora de informar y documentarse, el entretenimiento y la política también se alían. Tomando como referencia el blog de Luis Arroyo, donde nos informa de 50 películas políticas, aprovecho para hablar sobre uno de los fenómenos de entretenimiento, que ha tomado fuerza en éstos últimos años; las series relacionadas con la política.

Éstas series, cumplen unos requisitos similares: Se acogen a la actualidad y la historia reciente para basar sus guiones, están protagonizados por actores conocidos internacionalmente y es la mujer la que toma protagonismo en la mayoría de ellas.

Expongo un pequeño listado  que giran entorno a este ámbito. Espero que os resulte interesante, disfruteis de todas ellas y compartamos impresiones sobre las mismas y otras sugerencias.

El Ala Oeste de la Casa Blanca: Conocida por todo aquel entusiasta de la política y su comunicación. Basada en la vida en el interior de la Casa Blanca y cerca del Presidente de los Estados Unidos. Es la serie de cabecera por excelencia del ámbito político.

The Newsroom: Aunque está mas enfocada al periodismo, la política tiene presencia en esta serie que narra los entresijos de una redacción de TV y el cómo proceden.

Homeland: Espías, terrorismo y secuestros, una mezcla de elementos que dan lugar a una serie de acción con numerosos premios.

Veep: Nos cuenta la historia de una senadora que pasa a ocupar el cargo de Vicepresidenta de los Estados Unidos de manera precipitada e inesperada y la formación necesaria para ello.

Political Animals: Tiene tintes basados en Hillary Clinton, donde la Secretaria de Estado debe mediar entre los líos que suceden en su familia, su ambición política, las crisis diplomáticas americanas y la prensa.

The Scandal: La directora de Comunicación de la Casa Blanca, abandona su puesto para crear su propia empresa de resolución de crisis, sin dejar atrás su pasado. (Serie recomendada por Ana Ramirez de Arellano)

Por último, quiero recomendar también dos películas basadas en la actualidad política norteamericana:

Game Change donde cuentan  la historia de Sarah Palin y el partido republicano americano

Los idus de marzo, siendo las elecciones primarias y los oscuros secretos de sus  protagonistas.

Saques Políticos

Resulta novedoso ver en campañas electorales cambios en cuanto a los actos realizados para la promoción del partido y candidatos del mismo. Va a ser cierto eso de que cuando hay poco presupuesto agudizas el ingenio y la creatividad. Ahora lo que mas se lleva, son los actos micropolíticos, donde el principal objetivo es establecer una relación cercana con el ciudadano, del que conseguirás información directa, junto con un bajo coste de organización y gestión en comparación a otra clase de eventos. Temas aparte, estos actos conllevan lanzar una pelota en el terreno de juego electoral a los candidatos y poner de manifiesto su improvisación, estimulando también su espontaneidad.

 

A la hora de realizar este tipo de actos en campaña, primero hay que tener conocimiento de algunas variables que pueden influir de una u otra manera en la celebración de los mismos; el lugar donde se realizará, el contexto político o incluso el tiempo que hará son ejemplos de la documentación que hay que realizar con anterioridad a la celebración del mismo, para no dar pie a determinados imprevistos que dependan de los organizadores de estos actos.

También sea dicho que quien se expone a estos actos debe saber lo que puede encontrarse, y mas ahora que la desafección política y la credibilidad se percibe como nula. No siempre conllevan resultados positivos y conllevan dos inconvenientes a tener en cuenta; por un lado, promocionan al individuo mas que al partido, por otro, pueden poner en peligro la integridad física del candidato y la imagen de quienes le apoyan.

En campaña electoral son los medios de comunicación los que tienen un papel clave a la hora de dar la noticia pertinente. Últimamente, suele ser mas noticia el que un acto haya ido mal que bien. El haber encontrado un enfrentamiento ideológico entre un ciudadano y el candidato hace que corra mas tinta que cuando transcurre sin problemas.

Es de suma importancia conocer el ambiente en el que tienen lugar esos desafíos entre el candidato y el ciudadano, siendo la reacción del político la que siempre se llevará las criticas. Si no es capaz de crear debate de manera real con el ciudadano, si no controla el nerviosismo, o la respuesta que su espontaneidad da es indiscreta, puede hacer que toda la campaña se vea perjudicada.

La respuesta siempre debe llevar la cortesía y el respeto por bandera, pero aun entrando en descalificaciones personales hacia su persona y su partido, nunca se debe ofender de manera directa ni atacar con las palabras al ciudadano que se acerca. ¿Mejor callar? El silencio es una buena respuesta en algunos casos, no en todos y dependerá del político y de su estrategia el dar un silencio como una respuesta acertada que ayude a sumar en vez de a restar .

Bajo mi punto de vista, esta confrontación son “matchpoints” a favor del político que la ciudadanía pone a su disposición, que el medio retransmite, y que el mismo candidato se juega en unos segundos, dando el partido por ganado o perdido.

Para estos casos, considero que la mejor defensa, es un ataque medido y educado.

Famosos y Política

Los fans de las celebrities están de suerte.

Ya no sólo pueden saber de ellos por sus películas, premios, redes sociales etc.. ahora también encuentran en los actos políticos fuente de conocimiento popular.

Es regla de oro utilizar a personalidades del mundo del cine, la música o el deporte para darle mayor percepción a las convenciones y mítines, me remito a los actos que se están llevando a cabo en plena campaña política norteamericana, donde los protagonistas no son ya sólo los mediáticos candidatos sino tambien los personajes con una ideología política similar que se prestan a colaborar.

Estos apoyos no son fruto de la casualidad y tienen las mismas pretensiones.Conllevan un trasfondo político a la hora de persuadir a determinados públicos y futuros votantes ,donde la contribución de jóvenes actrices con Obama contrasta con la madurez de los apoyos cineastas a Romney, al igual que la música latina utilizada por los demócratas frente a los discursos sobre inmigrantes de los republicanos.

La implicación de personalidades populares en tareas políticas de un determinado partido, conlleva beneficios para ambas partes:

Para el famoso, este patrocinio va de la mano de la responsabilidad social y encaminado a las mejoras ciudadanas. Prestar su imagen pone de manifiesto su compromiso politico. Acarrea rentabilidad ante la sociedad, ya que da a conocer su preocupación por lo que ocurre en la política de su país, sus conciudadanos y contribuye con los que se encargarán de solucionar los problemas si consiguen la representación que persiguen.

Para el partido, es garantía de repercusión en los medios, por lo que el mensaje principal que quiere transmitir a la ciudadanía, lo hará con mas rapidez y amplitud. También ayuda en cuanto al volumen de asistencia de un determinado evento, ya que el aliciente de poder ver a determinada estrella, hace que muchos indecisos se animen a participar y a la vez acompañarle, siendo público de primera fila de sus palabras, cual concierto u obra de teatro.

Si dejamos un momento la referencia americana y hablamos de España, ha sido siempre el temor a represalias políticas de unos u otros partidos lo que ha hecho que los famosos ocultasen sus afinidades. Poco a poco ese miedo desaparece y la sociedad española comienza a ver el apoyo de personalidades a partidos políticos como algo cotidiano en mítines de apertura o cierre de campañas electorales. Es fácil ver a personajes como Normal Duval en el caso de la derecha, a Pilar Bardem en el caso de Izquierda Unida, Pedro Almodóvar en el partido socialista o Toni Cantó en el caso de Unión, Progreso y Democracia, explicando las propuestas de los diferentes partidos o mostrándose indignados ante determinadas acciones de partidos opositores.

Por tanto y bajo mi punto de vista, la inclusión en los programas de eventos políticos de celebrities, contribuyen a una mejor y consecuentemente mayor persuasión, el convencer a alguien para que haga o deje de hacer algo y empatía social, la participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra, puntos claves a la hora de alcanzar sus fines principales; dar a conocer su mensaje llegando lo mas lejos posible para finalmente conseguir mayor cantidad de votos en las elecciones y llegar o mantener el poder que ostentan.

Fuente de las fotografías: EFE