Entradas

Desvirtualización del protocolo

gettyimages940592724-db9ab9c2d87d1415f65f663dc45e4743-1200x600Estos días donde el denominado “choque de reinas” ha colapsado los medios de comunicación y traspasado fronteras, hemos podido ver como todo el mundo sabe y habla del protocolo.

Este término entre otras cosas, ayuda a transmitir una imagen en medios aplicando una serie de técnicas y procedimientos, con el fin de conseguir un posicionamiento estratégico por parte de la empresa, institución o las personas que forman parte de ellas. Sin embargo, vemos que lo que vende es la incorrección, es decir,  todo lo contrario de lo que hacemos, quedando demostrado uno de los problemas que la profesión tiene: su desvirtualización.

La profesión de técnico en protocolo ha salido a la opinión publica, demostrando que su conocimiento se tergiversa o malentiende una vez mas, lo que da como resultado una interpretación totalmente errónea que también se complementa con la asociación de valores y términos que poco o nada tienen que ver con esta disciplina actualmente.

Sin-título-6

Uno de los aspectos con los que mas problema veo es que tomamos visibilidad sólo para preguntar por momentos puntuales que suceden en Casas Reales o donde miembros de estas instituciones asisten, como si esta disciplina fuera tan encorsetada que solo ellos pueden ostentarla y deben cumplir con las normas a rajatabla cuando ha quedado demostrado que el protocolo va mucho mas allá y que nos afecta directamente a todos.

El protocolo sale a la luz a raíz de la critica y lo que se sale de lo denominado “políticamente correcto”. No es el comentar por qué una reina puede hacer un mal gesto pero si es cierto que esto nos ha  vuelto a poner en una casilla de salida mediática, aunque haya que hacer mucho aun.

No nos quedemos con precedencia y presidencia, veamos mas allá. Cabe decir que a nivel institucional existen normativas, a nivel social tradiciones, y a nivel de comunicación, supone hablar de elementos estratégicos que afectan a la imagen. Estos tres perfiles, forman parte del protocolo y su correcta implementación.

protocolo-destacada

Surgen nuevas herramientas, nuevos espacios y nuevas formas de colocación y vestimenta que denotan cómo el protocolo es imagen, es normativa, es tradición, es comunicación y también es estrategia, pero se desvirtúa cuando solo interesa lo real, lo monárquico y se asocia únicamente a esto.

Bajo mi punto de vista, es necesario crear y diseñar campañas de promoción y visibilidad en el sentido correcto, donde no valga echar la culpa a los medios o a la sociedad, como si fuéramos unos incomprendidos. Situaciones que dependen de nosotros y son para nosotros, una profesión que se debe defender en todo su conjunto.

Mediatización Política

television

El nexo surgido de la unión de los términos comunicación y política ha dado como resultado con el paso del tiempo y la aparición de nuevos medios de comunicación, el estudio de nuevas perspectivas que han traído ligadas la creación de palabras como videopolíticatelepolítica , política virtual y un largo etcétera.  Autores como Sartori, Castells o Mazzoleni  han profundizado en esta nueva especialidad, un nuevo campo científico dependiente de la comunicación, al que calificamos como la mediatización política.

mediatizacion pEsta nueva área, conlleva aspectos en su puesta en marcha que nos hace reflexionar acerca de su adecuación a las estrategias políticas que toman como una de sus herramientas los medios de comunicación como transmitir un mensaje político. Para ello, es necesario conocer a los actores principales que se dan en esta relación; actores políticos y mediáticos se unen para persuadir, informar, o seducir a los sociales.

Los actores mediáticos por un lado, crean la información que dan a conocer a la población por su actuación como intermediario entre los políticos y la ciudadanía, por otro su actuación como actor propio de control y vigilancia que toma protagonismo propio y puede dar como resultado una información partidista donde la balanza informativa se incline sobre un determinado partido.

obama07_16731745Esta mediatización, si hablamos concretamente de la televisión, también podemos usarla como  herramienta de estrategia comunicativa, cuando se quiere humanizar a un candidato, presentarlo o lavar su imagen.

Pero, ¿qué ocurre  cuando uno de esos medios, concretamente  la televisión,  se convierte en protagonista y la política depende de ella para poder llegar a la ciudadanía, ya que con las acciones que han llevado a cabo con anterioridad no han conseguido los resultados esperados?

El problema considero que aparece cuando la utilización de este medio aumenta desproporcionadamente, y la información política que se pretende dar en ella, se convierte en entretenimiento político.

embrutecido-mediatico

El homo videns, ya pronosticaba junto con la identificación del personaje político como si una estrella del cine fuese, este paso de la  información a entretenimiento en la tarea de humanizar y acercar al candidato o cargo público  a la ciudadanía,  donde el político ocupe lugares en portadas de revistas de otras temáticas o asista como invitado principal en late shows haciendo ver sus actitudes más cómicas, todo con la finalidad de cambiar la percepción negativa que  la opinión pública tiene sobre este representante político, provocada por la desconfianza y la falta de transparencia. Entonces, ¿dónde queda la información y donde comienza el entretenimiento? La gente busca el entretenimiento que también supone conocer algunos aspectos  íntimos de nuestros políticos, haciendo de ellos, un teatro.

plato-tvSi cambiamos la percepción a otra mas humana e informal basada en sus apariciones en otros terrenos diferentes a la arena política, ¿Dónde queda la imagen literal de “político”? ¿Realmente benefician estas actuaciones, más cercanas del show que de la política al cargo público o candidato?

En una sociedad en la que  actualmente decir que eres político puede provocar la ira de unos y el orgullo de otros,  la utilización de la televisión como elemento disuasorio y transformador de lo que piense la población, es totalmente erróneo. Una mala estrategia, acción política errónea, incluso un escarceo amoroso que salga a la luz,  pueden ser compensados con apariciones públicas en la televisión,  pero son necesarios más procedimientos para conseguir los objetivos de persuadir y conquistar, no es suficiente con mostrarse públicamente en ella como un personaje accesible, es necesario hacer más que contar parte de tu vida en la pequeña pantalla para volver a prestigiar una profesión en decadencia a día de hoy, la de representante político de los ciudadanos.

Entrevista y Política

Kennedy politica y protocolo

Hay un género periodístico que se encontraba en un momento de “stand by” y que ha vuelto a estar en boca de todos, consiguiendo rellenar espacios en medios de comunicación y redes sociales desde primeros de este 2013. Han hecho que la sociedad se vuelque y reflexione sobre ellas, sobre su uso y finalidad. Me refiero a la entrevista.

Este elemento del periodismo está basado en realizar preguntas a una persona y que las vaya contestando, cumpliendo, bajo mi punto de vista unos objetivos de información y cambio determinados:

  • Función informativa a la sociedad. Todas las entrevistas muestran algún aspecto novedoso del entrevistado; una opinión, un mensaje, un aspecto de su vida profesional o privada, etc…
  • Consecución de un cambio o lavado de imagen a alguien que la tiene deteriorada por el aspecto que sea: corrupción, problemas con la justicia, etc…

Pero hay una finalidad omnipresente y que agrupa las dos anteriores: la influencia de un determinado público hacia el que va dirigida la misma, para hacerle reflexionar y crear opinión, incluso cambiarla sobre determinada célebre personalidad. 

Hay multitud de contextualizaciones a la hora de realizar la entrevista; pueden tener un aspecto mas formal, informal e incluso mas cercano al coloquio, lo que da como resultado un género flexible y personalizable, como un traje a medida para quien pregunta y quien responde.

Twitcam_EPN Politica y protocoloGracias a la revolución digital, las entrevistas tradicionales en prensa, radio y televisión, dejan paso a las entrevistas online, complementadas por una “webcam”, o realizadas a través de una red social, como por ejemplo Twitter. En el caso de este tipo de entrevistas, la cosa cambia, ya que debido a las redes sociales, el nivel de control y exigencia hacia las contestaciones de la persona entrevistada es extremadamente alto. En este formato no sólo habrá periodistas que se estén jugando su protagonismo o profesionalidad, también se da la opción a participar a los usuarios virtuales.

Hay veces que es tal la gana de dejar en ridículo a determinados personajes que los entrevistadores se informan en exceso para intentar quedar por encima, lo que puede derivar en un efecto rebote. Y hemos visto algunos ejemplos en la política internacional, como fue el caso de Sarkozy y su “espantá” al periodista que le estaba entrevistando por considerar inoportunas las preguntas que le estaba haciendo.

Siempre habrá alguien que de la nota en sus contestaciones para bien o para mal, ya que piensan en este género como parte de un espectáculo que derivará en ríos de tinta mediáticos. Incluso el “silencio administrativo” o rehusión a contestar determinadas preguntas, ha hecho que aparezcan nuevas figuras, los líderes de opinión, normalmente periodistas, resultando en algunos casos impertinentes por la manera que tienen de preguntar hasta conseguir poner incómodo al entrevistado, haciendo que crezca la tensión y la audiencia por conseguir la respuestas que todos esperan.

Creo que lo que necesitan los entrevistados, es ponerse en el lugar del público y dejar de lado las respuestas preparadas para dar una mayor cabida a aquello que realmente le preocupa a la ciudadanía que representa. Y los entrevistadores ponerse en la piel del entrevistado, siempre preguntando con educación ya que ésta habilidad unida a la profesionalidad, se hacen mas evidentes cuando respetas las contestaciones recibidas.