Entradas

Famosos y Política

Los fans de las celebrities están de suerte.

Ya no sólo pueden saber de ellos por sus películas, premios, redes sociales etc.. ahora también encuentran en los actos políticos fuente de conocimiento popular.

Es regla de oro utilizar a personalidades del mundo del cine, la música o el deporte para darle mayor percepción a las convenciones y mítines, me remito a los actos que se están llevando a cabo en plena campaña política norteamericana, donde los protagonistas no son ya sólo los mediáticos candidatos sino tambien los personajes con una ideología política similar que se prestan a colaborar.

Estos apoyos no son fruto de la casualidad y tienen las mismas pretensiones.Conllevan un trasfondo político a la hora de persuadir a determinados públicos y futuros votantes ,donde la contribución de jóvenes actrices con Obama contrasta con la madurez de los apoyos cineastas a Romney, al igual que la música latina utilizada por los demócratas frente a los discursos sobre inmigrantes de los republicanos.

La implicación de personalidades populares en tareas políticas de un determinado partido, conlleva beneficios para ambas partes:

Para el famoso, este patrocinio va de la mano de la responsabilidad social y encaminado a las mejoras ciudadanas. Prestar su imagen pone de manifiesto su compromiso politico. Acarrea rentabilidad ante la sociedad, ya que da a conocer su preocupación por lo que ocurre en la política de su país, sus conciudadanos y contribuye con los que se encargarán de solucionar los problemas si consiguen la representación que persiguen.

Para el partido, es garantía de repercusión en los medios, por lo que el mensaje principal que quiere transmitir a la ciudadanía, lo hará con mas rapidez y amplitud. También ayuda en cuanto al volumen de asistencia de un determinado evento, ya que el aliciente de poder ver a determinada estrella, hace que muchos indecisos se animen a participar y a la vez acompañarle, siendo público de primera fila de sus palabras, cual concierto u obra de teatro.

Si dejamos un momento la referencia americana y hablamos de España, ha sido siempre el temor a represalias políticas de unos u otros partidos lo que ha hecho que los famosos ocultasen sus afinidades. Poco a poco ese miedo desaparece y la sociedad española comienza a ver el apoyo de personalidades a partidos políticos como algo cotidiano en mítines de apertura o cierre de campañas electorales. Es fácil ver a personajes como Normal Duval en el caso de la derecha, a Pilar Bardem en el caso de Izquierda Unida, Pedro Almodóvar en el partido socialista o Toni Cantó en el caso de Unión, Progreso y Democracia, explicando las propuestas de los diferentes partidos o mostrándose indignados ante determinadas acciones de partidos opositores.

Por tanto y bajo mi punto de vista, la inclusión en los programas de eventos políticos de celebrities, contribuyen a una mejor y consecuentemente mayor persuasión, el convencer a alguien para que haga o deje de hacer algo y empatía social, la participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra, puntos claves a la hora de alcanzar sus fines principales; dar a conocer su mensaje llegando lo mas lejos posible para finalmente conseguir mayor cantidad de votos en las elecciones y llegar o mantener el poder que ostentan.

Fuente de las fotografías: EFE

Individualismo informativo

Existe una crisis en el periodismo de hoy en día.
Está claro que hay nuevas maneras de informar, no sólo utilizamos los medios tradicionales como prensa escrita, ahora entran en juego con la era de Internet otras herramientas. Incluso vemos noticias en medios sacadas de informaciones distribuidas en redes sociales. Cambian los parámetros y cambia la manera de informar.
El estar inmersos en la sociedad de la información, ha generado cambios significativos en la comunicación , incluso las preguntas básicas en el proceso comunicativo que introdujo Laswell se han adaptado.

¿Quién informa? Todos somos fuentes de información. Ya no sólo son los medios de comunicación los responsables de informar. Incluso la fiabilidad de la información aportada por una persona, puede ser mayor que la dada por un medio profesional.
Existe una relación de feedback donde los ciudadanos alimentan a los medios y los medios son de utilidad a los ciudadanos, los cuales han pasado a ser corresponsales de sus vivencias y emociones, con la ayuda de las nuevas tecnologías.

¿Cómo se informa? La manera de informar se ha hecho mas personal, en contraposición a la información de masas a la que estábamos acostumbrados hasta ahora. Gana lo interpersonal, el de tú a tú, frente a lo hecho para grupos, y parte de la culpa del cambio en este punto, lo tienen las redes sociales. La gratuidad de las mismas ayuda a que se consuma de manera creciente las nuevas maneras de informar.

¿Cuándo y Dónde se informa? La palabra clave para contestar a estas dos preguntas, es la inmediatez, jugando en contra de la prensa tradicional y a favor de la comunicación 2.0
Juega el gran papel protagonista en la información actual, y hace que todos podamos ser corresponsales. El desplazamiento de un periodista a cubrir una noticia, comienza a suplirse por los viandantes que viven en primera persona las noticias, y actúan como informantes.

Bajo mi punto de vista, el cambio mas importante ha sido la creación de un foro de opiniones individuales, de un debate continuo que retroalimenta la información y la mueve, lo que supone una medida innovadora a la hora de comunicar.
La pirámide de la comunicación ha pasado a ser invertida, donde existe un vértice en el que se apoya el individualismo informativo y la noticia pasa a alimentar la base, formada por la generación de opiniones y debates ciudadanos.

En definitiva, la participación ciudadana pasa a ser el principal canal de comunicación actual, no solo como actor pasivo, como mero informado, sino también activamente, como informador, creando y recibiendo información continua, gracias a los nuevos medios 2.0.

Comunicación errónea o estrategia política

La comunicación política tiene muchas vertientes, y hay que saber distinguir cuando utilizar cada una de ellas. Se piensa que la comunicación es sólo una, donde hay un receptor, un mensaje y un emisor. Pero aun teniendo los mismos componentes, estos también cambian, y dan lugar a la materia multidisciplinar que nos ocupa.
Que coincidan partido y gobierno puede dar lugar a confundir la comunicación que transmiten.
Voy a tomar como ejemplo, la comunicación llevada a cabo por el Partido Popular en el gobierno y en el partido.

Al igual que el gobierno utiliza un portavoz para los asuntos de gobierno, no es el mismo presidente el que informa, hay que saber diferenciar entre comunicación de partido, y comunicación gubernamental. Son dos subtipos diferentes de comunicación dentro de la institucional en los que dar los mensajes debe de estar bien diferenciado, aunque institución y partido sean el mismo.

Según donde se lleve a cabo la comunicación de partido, tendremos resultados diferentes:
Si se hace en un acto público, todo aquel que se acerque al mismo, será el receptor, pero si se realiza en un congreso de partido, el receptor cambiará a personas con una misma ideología política siendo un público mucho mas afín, mas concreto y mas fácil de persuadir.

En estas últimas semanas, comprobamos por parte del Partido Popular, que está siendo una práctica habitual confundirlos. En el congreso que realizaron en Málaga, dos de los actuales ministros, en sus discursos, dieron información sobre medidas que el gobierno iba a tomar. Dar esa información en un acto de partido, tiene un factor positivo, y uno negativo. El positivo, es que ayuda a alentar el compromiso de sus militantes asistentes con sus iniciativas y medidas para mejorar, y como negativa, ¿por qué otorgan el beneplácito de informar sobre temas de importancia para toda la sociedad, en exclusiva a sus partidarios? Es que no somos todos iguales?

Y algo similar ha ocurrido en el 17º Congreso en Sevilla. Mariano Rajoy delante de los militantes, ha dado explicaciones sobre las medidas tomadas por su gobierno. ¿Pero esa no es labor del portavoz gubernamental?
El utilizar un acto de comunicación de partido, para realizar comunicaciónes relacionadas con el gobierno, que afecta a toda la nación, crea desigualdad dentro de la sociedad, ya que existen privilegios informativos para aquellos militantes del partido en el poder.

El que su secretaria general, informe sobre asuntos del gobierno, al cual, ella no pertenece, también tiene aspectos positivos y negativos. Positivos como llevar a cabo una estrategia política de cara a la consolidación de la nueva cúpula azul y así aumentar su estabilidad ante la sociedad, y negativo, ya que quita protagonismo al portavoz gubernamental para otorgárselo a la secretaria general del partido. Una vez mas, vuelven a confundir comunicación de partido, con comunicación de gobierno.

Por tanto, utilizar la comunicación política en beneficio de unos pero en detrimento de otros, ¿es lo correcto?
Considero que deberían hacer de la delgada línea que en el Partido Popular separa partido de gobierno, una mas gruesa para otorgar a cada uno el lugar que le corresponde, evitando así malentendidos y prioridades en cuanto a comunicar determinados asuntos de interés público a un grupo de personas afines.
La comunicación política, debe ser llevada por profesionales, y dirigir la información hacia los ciudadanos en su totalidad.