Entradas

Incoherencia Política

En el mundo de la política, estamos empezando a acostumbrarnos a que las contradicciones en las palabras y formas de actuar de nuestros representantes, sea una práctica común.

euros politica y protocolo

Es normal ver como se aprenden un discurso de memoria, hablan con expertos sobre una determinada materia, como nos enseñan sus sonrisas mas ensayadas o como mimetizan con el escenario en el que se encuentran, pero en algunas ocasiones, los despropósitos en sus formas de comunicar confunden a la población y hacen que reflexionen sobre si sus políticos están preparados o no para desempeñar las tareas que su posición requiere.

La falta de conexión entre las cosas que dicen y hacen, pueden causar todo un revuelo social, por el incumplimiento de una norma expuesta por ellos, o por la exigencia en un aspecto determinado a la población que ellos después no tienen en cuenta.

596074_mario_draghi_guida_645_foto610x342 Uno de los campos donde mas incoherencias encontramos, es en los relacionados con la seguridad vial.

El grabar un vídeo dentro de un coche en movimiento, y no caer en abrocharse el cinturón de seguridad, para el cual se han hecho campañas millonarias de concienciación ciudadana, deja en entredicho las normas vigentes y la asimilación que los protagonistas de la grabación tienen de las mismas.

Un cinturón, un casco inexistente mientras paseamos en moto e incluso utilizar el teléfono móvil, son tres situaciones en las que los políticos olvidan que pueden ser sancionados por la autoridad competente y controlados y puestos en entredicho por los propios ciudadanos.

Si en seguridad vial hay multitud de casos, las relaciones con los medios, a veces tensas, a veces no, se encontrarían en el segundo lugar de las incoherencias que cometen nuestros políticos. Ana Botella Telva

El realizar ruedas de prensa donde no están permitidas las preguntas, considero que son dictaduras informativas, ya que lo único que se pretende es transmitir un mensaje aprendido a la población sin interactuar con él, como una única verdad. Estas ruedas de prensa contrastan totalmente con los reportajes y entrevistas a varias páginas que conceden a revistas de prensa rosa, donde contestan a preguntas de su vida privada, dando lugar a pensar que la inmediatez informativa de sus funciones como representantes ciudadanos les importa lo mismo que el precio de un café.

Pero estos casos concretos, encuentran un añadido en las grandes obras arquitectónicas con presupuestos descomunales que luego no tienen un uso habitual, o terminan por quebrarse o romperse. ¿Que justificación tiene el emplear grandes sumas de dinero a estas partidas cuando tenemos a la población rozando los umbrales de pobreza?

forges

En estos días, esas incoherencias se hacen palpables en los desdichos acerca de los casos de corrupción que sacuden nuestro país.

El cuarto poder, como comunmente se conoce a los medio de comunicación, están publicando diferentes informaciones sobre las malas práxis que los representantes pueden haber llevado a cabo;

Que si lo tiene, que si no lo tienen, que si es él, que si no es él, que si lo ha cogido, que si no, y un largo etcétera de ambiguedades e informaciones que crispan a la sociedad y consiguen que la desafección por la política aumente hasta cifras descomunales. Este mareo al que nos están sometiendo en sus respuestas acerca de gestiones oscuras que supuestamente realizan, dejan aún mas en entredicho a nuestra clase política.

politica y protocolo dleptocracia

En definitiva, si examinamos con detenimiento las contradicciones políticas que llevan a cabo algunos partidos, éstas dejan ver la nula empatía existente entre representantes y ciudadanos, donde los primeros prefieren ser recordados como políticos de dudosa reputación que como personas honradas y dispuestas a conseguir mejorar la calidad de vida de quienes les han colocado en el lugar en el que se encuentran, donde la transparencia sea la única respuesta posible a tanta incoherencia política.

Entrevista y Política

Kennedy politica y protocolo

Hay un género periodístico que se encontraba en un momento de “stand by” y que ha vuelto a estar en boca de todos, consiguiendo rellenar espacios en medios de comunicación y redes sociales desde primeros de este 2013. Han hecho que la sociedad se vuelque y reflexione sobre ellas, sobre su uso y finalidad. Me refiero a la entrevista.

Este elemento del periodismo está basado en realizar preguntas a una persona y que las vaya contestando, cumpliendo, bajo mi punto de vista unos objetivos de información y cambio determinados:

  • Función informativa a la sociedad. Todas las entrevistas muestran algún aspecto novedoso del entrevistado; una opinión, un mensaje, un aspecto de su vida profesional o privada, etc…
  • Consecución de un cambio o lavado de imagen a alguien que la tiene deteriorada por el aspecto que sea: corrupción, problemas con la justicia, etc…

Pero hay una finalidad omnipresente y que agrupa las dos anteriores: la influencia de un determinado público hacia el que va dirigida la misma, para hacerle reflexionar y crear opinión, incluso cambiarla sobre determinada célebre personalidad. 

Hay multitud de contextualizaciones a la hora de realizar la entrevista; pueden tener un aspecto mas formal, informal e incluso mas cercano al coloquio, lo que da como resultado un género flexible y personalizable, como un traje a medida para quien pregunta y quien responde.

Twitcam_EPN Politica y protocoloGracias a la revolución digital, las entrevistas tradicionales en prensa, radio y televisión, dejan paso a las entrevistas online, complementadas por una “webcam”, o realizadas a través de una red social, como por ejemplo Twitter. En el caso de este tipo de entrevistas, la cosa cambia, ya que debido a las redes sociales, el nivel de control y exigencia hacia las contestaciones de la persona entrevistada es extremadamente alto. En este formato no sólo habrá periodistas que se estén jugando su protagonismo o profesionalidad, también se da la opción a participar a los usuarios virtuales.

Hay veces que es tal la gana de dejar en ridículo a determinados personajes que los entrevistadores se informan en exceso para intentar quedar por encima, lo que puede derivar en un efecto rebote. Y hemos visto algunos ejemplos en la política internacional, como fue el caso de Sarkozy y su “espantá” al periodista que le estaba entrevistando por considerar inoportunas las preguntas que le estaba haciendo.

Siempre habrá alguien que de la nota en sus contestaciones para bien o para mal, ya que piensan en este género como parte de un espectáculo que derivará en ríos de tinta mediáticos. Incluso el “silencio administrativo” o rehusión a contestar determinadas preguntas, ha hecho que aparezcan nuevas figuras, los líderes de opinión, normalmente periodistas, resultando en algunos casos impertinentes por la manera que tienen de preguntar hasta conseguir poner incómodo al entrevistado, haciendo que crezca la tensión y la audiencia por conseguir la respuestas que todos esperan.

Creo que lo que necesitan los entrevistados, es ponerse en el lugar del público y dejar de lado las respuestas preparadas para dar una mayor cabida a aquello que realmente le preocupa a la ciudadanía que representa. Y los entrevistadores ponerse en la piel del entrevistado, siempre preguntando con educación ya que ésta habilidad unida a la profesionalidad, se hacen mas evidentes cuando respetas las contestaciones recibidas.