Entradas

Eventos políticos y protocolo durante las elecciones catalanas

d42ad7d74adc3c4f6375bde4a596eb4b

Tras las elecciones catalanas y reflexionando con un poco de distancia sobre lo acontecido en estos últimos días, llego a la conclusión de que la vieja política se encuentra en pleno proceso de agotamiento, dando protagonismo a nuevas caras, nuevos líderes y nuevas visiones de futuro con las que mirar cara a cara a la política y a la democracia ciudadana que cada vez toma mas cuenta y ejerce mas control.

Dentro de la comunicación política, asistimos a la nueva imagen de la política, cada vez mas profesionalizada, donde el aportar valores diferenciadores basados en los intangibles de la comunicación, también provoca que los partidos políticos sean mas competitivos entre si, y a su vez, marquen la distinción a través de su mensaje, su transmisión y la persona que los realiza.

Debemos recordar que la utilización del protocolo y los eventos como elementos de la comunicación, se encuentran a medio camino por varios motivos, primero por que su puesta en escena no termina de encajar con la imagen que desean dar los partidos y en segundo lugar, porque se dejan llevar por modas que poca consonancia tienen con el mensaje, llegando a desvirtualizarlo de tal manera, que pierde su esencia.

rajoy-pide-catalunya-silenciada-que-vote-27-s-para-poner-fin-pesadilla-1442752370620

La organización de eventos y la implementación del protocolo sirven para contextualizar y potenciar, siempre que se haga de manera profesional y responsable, los mensajes e imagen de los partidos, dando aún mas fuerza a los eslogans, las propuestas y por consiguiente, los candidatos. Entre sus beneficios, tampoco podemos dejar de resaltar que su puesta en marcha genera contenido e información para los medios de comunicación.

En ese afán por demostrar la diferencia en los eventos durante esta campaña, hemos visto que la diversificación ha estado basada en los mitines al aire libre y los realizados en espacios cerrados, con escenografías similares donde el cambio se ha encontrado en el color, la utilización de símbolos y los actores políticos.

Algo que considero deberían tener en cuenta, es la utilización de la luz, ya que existe una tendencia a iluminar los macroeventos como si de una obra de teatro se tratase, con luces dirigidas sólo a quienes hablan. Este modo de proceder daña la imagen del candidato, ya que es mas un actor que un cargo político y la cobertura mediática de los mismos también se verá afectada.

Ciudadanos-cierra-su-mejor-campana-convencido-de-poder-llegar-a-25-escanos

En el mismo sentido, la utilización de maxiletras, como las que se ven en las bodas, ayudan a reforzar la palabra clave en los mitines de campaña, pero abusar de ella también tiene consecuencias nefastas para los discursos y mensajes.

Los eventos micropolíticos también han estado presentes, pero han ocupado menos espacio en los medios, debido a la uniformidad en su puesta en marcha por los partidos que participaban en esta campaña.

fiesta-final-candidatura-junts-pel-ayer-avenida-maria-cristina-barcelona-1443212501998

Si hacemos referencia al protocolo, ésta herramienta ha destacado por su escasez durante estas elecciones, pero sí ha tenido un protagonista total; la bandera.

Hemos presenciado la incívica pelea de banderas en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona y la falta de conocimiento a la hora de colocarlas en los eventos de la campaña, incluso cómo han su mala colocación durante las declaraciones formales de Pedro Sanchez como actor político como si del Presidente del gobierno se tratase, con una puesta escena descuidada, y la colocación de las banderas errónea, dando prioridad a la Unión Europea, han dado menos fuerza a sus declaraciones.

pedro sanchez banderas

Por tanto, la correcta ejecución del protocolo y la profesional organización de eventos, genera también imagen, impulsa el mensaje, crea identidad y fortifica la reputación, unos intangibles que en comunicación, nunca se deben pasar por alto.

Mítines Políticos

mitin

Muchos son los que consideran que los eventos en campaña electoral, y concretamente el mitin político, se encuentra en sus horas bajas, y mas en estos momentos en los que las llamadas nuevas tecnologías toman un protagonismo absoluto compartido con los análisis electorales, sondeos y encuestas.
El mitin político, considerado el gran acto de las campañas electorales, ve como se le intenta cambiar el nombre a la hora de celebrarlos en periodos no electorales, pero si utilizando la misma estructura, aspecto que deberían plantearse los partidos políticos y que los gestores de eventos podrían mejorar y adaptar.

Otegi_mitin_Bildu_1
Este macroevento, se realiza sobre todo en contiendas electorales, debido a que cumple unas determinadas funciones y consigue unos objetivos que de otra manera, no serían alcanzables.
Por un lado, y gracias a la intermediación de los medios de comunicación, el mitin consigue colarse en nuestros hogares en el momento en el que el candidato se encuentra dando el mensaje electoral, un impacto persuasivo para conseguir el voto de los que se encuentran en sus casas frente al televisor.
Bien es cierto que las llamadas caravanas de campaña siguen existiendo pero han perdido parte de su esencia a causa de los equipos de medios audiovisuales de los partidos, que actualmente son los responsables de enviar el corte predeterminado a televisión para intentar empatizar con los televidentes y conseguir sus votos.

rajoy-mitin-vigo--644x362
Otra de las funciones que un mitin alcanza, es la de grandiosidad y apoyo a los partidos políticos, gracias al público asistentes. Plazas de toros, estadios, plazas y un sinfín de diferentes espacios, dan cabida a este macroevento que supone una movilización de medios y personas que podría semejarse con la de un concierto de un popular cantante.
El público en un mitin, se puede calificar de afiliado o suele ser simpatizante, ciudadanos que tienen decidió su voto o que incluso acude para reafirmarse en su decisión de votar a un candidato en vez de a otro. Pero pregunto; ¿ Acaso es que ellos no votan?

1410712668_868655_1410712813_noticia_normal
A este público, también hay que cuidarlo, ya que si la llamada memorabilidad que los eventos consiguen es negativa o el ritmo del mitin hace que se aburran, puede provocar la abstención o la desaparición de los votos.
El mitin no desaparecerá, ya que su celebración se remonta a mucho tiempo atrás y se ha convertido en el emblema del apoyo y la grandeza de los partidos políticos. Unos baños de masas para dar un mensaje, en el que la escenografía también comunica y donde el protagonista, que debería ser el público, pasa a ser figurante pasivo.

Sevilla 17-01-15 conchitina fotografía Mitin de PODEMOS en FIBES. La lider de PODEMOS Andalucía, Teresa Rodríguez

Sevilla 17-01-15 conchitina fotografía Mitin de PODEMOS en FIBES. La lider de PODEMOS Andalucía, Teresa Rodríguez

De ahí que sea necesario cambiar los mítines políticos, hacerlos más cercanos, y que no sean meras copias unos de otros donde cambian los que hablan, los colores y las siglas.

Hagamos de la flexibilización de los eventos, un valor añadido en las campañas electorales.

Eventos políticos en campaña electoral

 

1907052_0

Ya pasadas las elecciones en Andalucía y analizados los resultados y escenarios,  puedo afirmar que la campaña, en cuanto a eventos se refiere, ha sido aburrida.

Hemos asistido a mítines a lo sota, caballo y rey, fáciles, correctos en su justa medida y sin salirse de las estructuras que se llevan repitiendo largo tiempo, como apunta y siguiendo la misma línea del blog publicado por Gloria Campos, sin alma, y agrego que sin identidad política propia.

andalusia-s-regional-government-president-and-socialist-candidate-diaz-waves-during-the-closing-election-campaign-rally-in-seville

Los eventos de campaña se encuentran en un periodo de normalización donde la creatividad se confunde con la colocación y uso de algunos instrumentos  o herramientas de moda en los eventos sociales, y donde el protocolo, en muchas ocasiones, ha brillado por su ausencia y falta de respeto a los símbolos nacionales.

Los partidos no terminan de darse cuenta que no son solo los colores corporativos los que les debe diferenciar, y que en muchas ocasiones desechan por el color de la Comunidad Autónoma.  El crear una nueva estructura, diseñar nuevos eventos políticos, también fomentaría una imagen diferente, frescura, aire nuevo e impacto que es lo que realmente se busca en campaña electoral.

Estarán de acuerdo conmigo en que los mítines se realizan para los militantes, y muchos piensan que no tienen sentido ya que su target no es el llamado voto apóstol, afirmaciones que se deberían de matizar.

images (3)

Los mítines, no solo comunican hacia los asistentes del mismo, el considerado voto apóstol, al cual también se debe de cuidar,  su público también es quien se encuentra al otro lado de los medios de comunicación y las redes sociales y aun no tiene decidido su voto.

De otro lado, una imagen en un mitin de 15000 personas impacta más que una con solo 10, lo que también se percibe por el votante como unidad y puede motivarle a votar a uno u otro partido.

Mención aparte, el presupuesto que se destina a estos macro eventos, que también debería ser revisado y tenido en cuenta en la normativa de nuestro país como medida de transparencia.

ciudadanos-rlp--575x323

Esto no quiere decir que no se pueda innovar y fomentar la creatividad en ellos, donde poder propagar su mensaje y  distinguirse de los otros partidos, pero que el ser novedoso, no es solo utilizar artículos decorativos, hay mucho más.

Los micro eventos walkabout, o actos de calle, de tú a tú, a través de escenografías efímeras  como el iglú sin nombre utilizado por la formación magenta, han soportado una pizca de ingenio en sus puestas en práctica, pero tampoco mucho más. Los paseos donde el candidato se la juega en las distancias cortas con el ciudadano también pueden ser objeto de cambio, y ayudar a persuadir y convencer de esa manera al votante.

images (4)

Con estos resultados de los eventos en campaña, me queda por afirmar que los partidos desestiman los beneficios que los eventos pueden proporcionales, prefiriendo no arriesgar por miedo a salirse o que la creatividad de los responsables de este importante aspecto en campaña se encuentra adormecida, prefiriendo lo fácil y lo de siempre.

Seamos innovadores, seguro que alcanzamos los objetivos propuestos, siempre que haya un profesional y un trabajo hecho de fondo para conseguir innovar en los eventos políticos.