Entradas

Discursos de fin de año

Al finalizar un ciclo como se puede considerar un año natural, los máximos responsables de las instituciones realizan balance y aprovechan las fiestas para mandar un mensaje de buenos propósitos y poner en conocimiento de los ciudadanos algunos retos alcanzados en el año que se va junto con premisas políticas y deseos de futuro. Los Presidentes autonómicos e incluso algunos alcaldes son ejemplos este pasado 2017.

Podríamos decir que la realización de estos discursos, son parte de la tarea de los responsables de relaciones institucionales, una disciplina complementaria al protocolo pero de la que no se habla demasiado, cuando sus funciones,  correcta y continua puesta en práctica, pueden suponer mejoras en la comunicación y en los vínculos con los diferentes públicos con los que se relacionan los miembros de las organizaciones, tanto públicas como privadas.

Mariano Rajoy como Presidente del gobierno no realiza un mensaje de estas características, aunque si una comparecencia ante la prensa, que puede recordarnos a una junta de accionistas para ver los resultados económicos de una empresa.

Sin embargo, son la mayor parte de los presidentes autonómicos (incluso Carles Puigdemont ha realizado uno este año desde Bruselas).

Si hay un discurso que aúna tradición e institución es el del Jefe del Estado el día 24. Unas palabras, este año desde el salón de audiencias de Zarzuela dichas por el Rey Felipe VI, llenas de simbolismo antes de comenzar la cena de Nochebuena.

Pero cabe decir que éste mensaje no es el primero que abre el periodo festivo, se le adelanta el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, que guarda una misma escenografía y enfoque mas institucional que muchos de sus homólogos.

Algo que me ha resultado reseñable este año, es el cambio de tendencia, pasando del discurso de Navidad al mensaje de fin de año, o incluso, no realizar ninguno, siendo el día 31 el mas propicio para su publicación. Donde antes de felicitaban las fiestas cuando empezaban, ahora han dado paso a desear un feliz año y rendir cuentas de aquellos hitos conseguidos en el año que se va. Incluso nuevos planos y juegos de cámara empiezan a protagonizar éstos actos junto con unos mensajes mucho mas cortos.

Cada uno sigue su propio patrón, no hay un modelo a seguir, ni un dia preestablecido, ni una precedencia a seguir entre ellos, lo que puede causar alguna malinterpretación e incluso para muchos desvirtualizar el verdadero propósito de estas palabras televisadas.

Los misterios, belenes, luces y flores de pascua característicos de las fiestas navideñas, ahora dan paso a escenarios en museos, frente a obras de arte, espacios emblemáticos, siendo pocos los que resisten a su realización en sus despachos o salones de las instituciones que representan.

Una explicación podríamos encontrarla en la obsesión por la cercanía de los políticos, que ven en las instituciones una barrera con los ciudadanos a los que gobiernan. Incluso la creación de un mensaje generalista hacia todas las culturas y religiones que ahora confluyen en España, pueden ser motivo por el cual estos mensajes han ido cambiando de tendencia.

Tal es el cambio en la escenografia y el tipo de mensaje, que si quitamos la voz, podríamos decir que forma parte de cualquier campaña cultural o turística de un municipio o autonomía, restando por tanto valor añadido a lo de comunicarse con la población en los momentos festivos.

Creo que se debe recordar que esos mensajes son de índole institucional y como tal, debe contemplar una serie de elementos de ésta que contextualice al emisor y a la escenografía en la que lo realiza. Lo mismo ocurre con el personalismo, los mensajes no los da una institución, pero si una persona en nombre de ella, por lo que deberá ser el cargo el que predomine por encima del nombre.

Por tanto, el protocolo y las relaciones institucionales demuestran como va evolucionando y como nuestros políticos arriesgan en estos momentos y optan por dar este mensaje a la población. Sea mas acertado o menos en cuanto a la coherencia entre mensaje y contexto, es una herramienta mas de comunicación política que se pone a disposición de las instituciones, donde la escenografía cambia (dando mayor repercusión al patrimonio y la cultura) y el mensaje se hace mas corto.

Teleprompter y Comunicación Política

obama teleprompter

Uno de los momentos mas solemnes en los eventos, son los discursos de los protagonistas e invitados de honor.

Su habilidad discursiva, tono, comunicación verbal y no verbal, ayudan a potenciar los mensajes que se lanzan en los discursos e intervenciones de éstos, quienes obtienen mayor repercusión cuando brilla la naturalidad y la correcta expresión de quien lo pronuncia, sin dar sensación de estar leyendo algo y resultar todo lo contrario.

Debido a la adaptación de las nuevas tecnologías, existen nuevas herramientas que fomentan la imagen de naturalidad y líder que en los discursos se debe proyectar para que el mensaje llegue. Una de ellas, se ha ajustado con el tiempo, pero tiene sus inicios en los apuntadores que existían en teatro y posteriormente los autocues o cues de televisión, convirtiéndose finalmente en un elemento de referencia e indispensable en los discursos políticos; hablo del teleprompter.

Unknown

Estas pantallas de cristal inclinadas donde un técnico a través de un ordenador o pedal, va cambiando el texto a una velocidad acorde a la que el político pueda acceder y donde ir apoyandose sin problemas al pronunciar sus palabras,  cada vez se hacen mas finas e invisibles a los ojos de los espectadores.

Se han convertido en grandes protagonistas en los mitines políticos y actos oficiales donde los discursos suelen tener gran repercusión, aportando innovación y profesionalidad. Incluso sirven de justificación para atacar a los otros políticos cuando lo utilizan al acusarlos de superficiales y de no ser líderes al 100% al tener que utilizar ayuda al dirigirse a la población.

Teleprompter

Está claro que los discursos conllevan un trabajo detrás necesario para poder dar el mensaje adecuado, donde la improvisación no tiene lugar. Justo por esto, siempre se ha de llevar escrito en papel. Aunque un discurso se ensaye en casa, siempre es necesario tener un referente que ayude a recordar las palabras exactas que se han escogido con esmero en el arduo trabajo de generar mensajes acordes al momento, al evento y a los objetivos que buscamos, ya que los teleprompters solo tienen un problema que la popular “ley de murphy” puede hacer aparecer cuando menos esperamos, fallar en el momento mas oportuno y dejar a quien interviene sin discurso que leer, y lo que menos queremos es que por un error de previsión, se de pie a una improvisación que consiga el efecto contrario al deseado.

La utilización de teleprompters, siempre necesita experiencia y ensayo previo, para aprender a manejarse con ellos, por lo que no es recomendable utilizarlo directamente en una intervención sin haber practicado antes.

Teleprompter 2

No siempre el precio de los teleprompter se ajusta a los presupuestos que manejamos, y por tanto permitirnos utilizar este tipo de herramienta, pero siempre podemos acudir a la red y encontrar webs como http://www.freeteleprompter.org que unido al apoyo en papel, pueden sacarnos de alguna apuro y ayudar a los que realizan los discursos a crear una imagen basada en la naturalidad y el conocimiento profundo de lo que están exponiendo.

obama 2

Por tanto, la utilización de nuevas herramientas que faciliten los discursos y generen confianza en quien los pronuncia, siempre tendrán buena acogida, pero seamos previsores y ayudemosnos de  medios analógicos que pueden sacarnos de mas de un apuro en momentos clave.