Entradas

Discursos de fin de año

Al finalizar un ciclo como se puede considerar un año natural, los máximos responsables de las instituciones realizan balance y aprovechan las fiestas para mandar un mensaje de buenos propósitos y poner en conocimiento de los ciudadanos algunos retos alcanzados en el año que se va junto con premisas políticas y deseos de futuro. Los Presidentes autonómicos e incluso algunos alcaldes son ejemplos este pasado 2017.

Podríamos decir que la realización de estos discursos, son parte de la tarea de los responsables de relaciones institucionales, una disciplina complementaria al protocolo pero de la que no se habla demasiado, cuando sus funciones,  correcta y continua puesta en práctica, pueden suponer mejoras en la comunicación y en los vínculos con los diferentes públicos con los que se relacionan los miembros de las organizaciones, tanto públicas como privadas.

Mariano Rajoy como Presidente del gobierno no realiza un mensaje de estas características, aunque si una comparecencia ante la prensa, que puede recordarnos a una junta de accionistas para ver los resultados económicos de una empresa.

Sin embargo, son la mayor parte de los presidentes autonómicos (incluso Carles Puigdemont ha realizado uno este año desde Bruselas).

Si hay un discurso que aúna tradición e institución es el del Jefe del Estado el día 24. Unas palabras, este año desde el salón de audiencias de Zarzuela dichas por el Rey Felipe VI, llenas de simbolismo antes de comenzar la cena de Nochebuena.

Pero cabe decir que éste mensaje no es el primero que abre el periodo festivo, se le adelanta el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, que guarda una misma escenografía y enfoque mas institucional que muchos de sus homólogos.

Algo que me ha resultado reseñable este año, es el cambio de tendencia, pasando del discurso de Navidad al mensaje de fin de año, o incluso, no realizar ninguno, siendo el día 31 el mas propicio para su publicación. Donde antes de felicitaban las fiestas cuando empezaban, ahora han dado paso a desear un feliz año y rendir cuentas de aquellos hitos conseguidos en el año que se va. Incluso nuevos planos y juegos de cámara empiezan a protagonizar éstos actos junto con unos mensajes mucho mas cortos.

Cada uno sigue su propio patrón, no hay un modelo a seguir, ni un dia preestablecido, ni una precedencia a seguir entre ellos, lo que puede causar alguna malinterpretación e incluso para muchos desvirtualizar el verdadero propósito de estas palabras televisadas.

Los misterios, belenes, luces y flores de pascua característicos de las fiestas navideñas, ahora dan paso a escenarios en museos, frente a obras de arte, espacios emblemáticos, siendo pocos los que resisten a su realización en sus despachos o salones de las instituciones que representan.

Una explicación podríamos encontrarla en la obsesión por la cercanía de los políticos, que ven en las instituciones una barrera con los ciudadanos a los que gobiernan. Incluso la creación de un mensaje generalista hacia todas las culturas y religiones que ahora confluyen en España, pueden ser motivo por el cual estos mensajes han ido cambiando de tendencia.

Tal es el cambio en la escenografia y el tipo de mensaje, que si quitamos la voz, podríamos decir que forma parte de cualquier campaña cultural o turística de un municipio o autonomía, restando por tanto valor añadido a lo de comunicarse con la población en los momentos festivos.

Creo que se debe recordar que esos mensajes son de índole institucional y como tal, debe contemplar una serie de elementos de ésta que contextualice al emisor y a la escenografía en la que lo realiza. Lo mismo ocurre con el personalismo, los mensajes no los da una institución, pero si una persona en nombre de ella, por lo que deberá ser el cargo el que predomine por encima del nombre.

Por tanto, el protocolo y las relaciones institucionales demuestran como va evolucionando y como nuestros políticos arriesgan en estos momentos y optan por dar este mensaje a la población. Sea mas acertado o menos en cuanto a la coherencia entre mensaje y contexto, es una herramienta mas de comunicación política que se pone a disposición de las instituciones, donde la escenografía cambia (dando mayor repercusión al patrimonio y la cultura) y el mensaje se hace mas corto.

Imagen de la semana: colores duplicados

Esta semana en Política y Protocolo, aunque consideramos que la imagen era la de Mariano Rajoy testificando, pero ya hablamos sobre ella aquí,  hemos elegido la siguiente imagen:

 

rojo pasión

La reina Letizia presidió en Málaga el encuentro anual con los directores de los centros del Instituto Cervantes, donde fue acompañada de la presidenta de la Junta de Andalucía

El elegir un determinado color y prenda de vestimenta para un acto o evento, forma parte de la llamada imagen de cada persona y de la etiqueta.

Las coincidencias están al orden del día cuando el color favorito de una es el mismo que el color emblema de la otra, y si encima la colocación protocolaria siguiendo la rigurosa precedencia por ley las hace sentarse una junto a la otra, las comparaciones se hacen latentes y por tanto, el objetivo del evento al que asisten se ve mermado por este caso.

¿Pero, podría haberse evitado?

Captura de pantalla 2017-07-25 a las 13.27.09

Photoshop Político

Seguro que os habeis dado cuenta de que en Andalucía, estamos en elecciones.

votar

Los medios de comunicación, las calles, los panfletos, carteles y banderas, los candidatos hablando con los ciudadanos y las redes sociales muestran la importancia que tienen estos días, ya que se elige a los representantes del Parlamento andaluz, dentro de un contexto en el que la corrupción, el paro y los recortes en políticas sociales marcaban su inicio.

Pero si hay algo que me ha hecho reflexionar en estos primeros días, es la cuestión de la imagen política.

11008540_820212551393299_5231519360919939330_n

La coherencia en la utilización de la imagen política, donde tanto candidato y partido deberán ir en la misma dirección y apoyar la estrategia de campaña, encuentran en las herramientas de retoque de fotografías lo que muchos llaman una herramienta necesaria o lo que a mi punto de vista puede convertirse en una trampa.

10003083_754564087983783_3525059239378919736_n

Hay estudios que concluyen que un candidato más atractivo genera más simpatía entre el electorado, y sabemos que el marketing en campaña es muy importante, pero, ¿Hasta qué punto la utilización del photoshop es viable en la generación de una imagen política? ¿ Dónde está el límite entre la imagen real y la imagen retocada?

yo con susana

Al observar los carteles publicitarios de la campaña para el 22-M hay gente que hasta ha preguntado quiénes son esos, y no me refiero a la baja popularidad de alguno de los candidatos a Presidentes de la Junta de Andalucía.

10411245_1586800434866181_4700499486555703309_n

No estamos hablando de modelos y personalidades del cine, sino de figuras líderes, con poder, representantes de los ciudadanos que buscan una cercanía y una humanización que el photoshop elimina.

10258076_796232510443936_8454432394834249363_o

Considero que el exceso de retoque hace que un candidato pierda  naturalidad, proyecte una imagen que no existe en realidad, y consigue el efecto contrario de lo que se busca en campaña. Estamos deshumanizando al político, convirtiéndolos en figuras de las llamadas “ideales” pero situadas muy lejos de la ciudadanía, e incluso provocan rechazo al no mostrarse tal como son en una sociedad que busca la transparencia y la ausencia de filtros sobretodo en este sector.

11025766_10153074412376328_5936408172172378764_n

Que se retoque una fotografía es algo necesario, pero no hasta el punto de convertir a los candidatos en modelos de catálogos de venta de ropa por internet o de centros comerciales.

Apostemos por mostrar candidatos reales, tal y como son, en consonancia con los mensajes de  de cercanía y confianza que todos profesan.