Entradas

El no protocolo

La eterna confusión que existe y alimentan parte de los medios entre el protocolo y el respeto vuelve a darnos un ejemplo de cómo influye en la imagen y reputación de los protagonistas que lo ejecutan o no. 

Donald Trump, Melania Trump, Theresa May, Philip MayCabe recordar que aunque todo se englobe en este término, el protocolo supone implementar una serie de pautas ancladas en la ley, norma y/o costumbre o tradición en una organización o comunidad. Lo mas conocido; la presidencia, la precedencia y el anfitrión, aspectos que se deben ejecutar según corresponda, pero sin olvidar su labor estética y de generación de intangibles. 

Existe otro término que también es conveniente comentar; la etiqueta, que hace referencia tanto a la indumentaria como al comportamiento adecuado en el contexto en el que nos encontremos. Estarán de acuerdo conmigo cuando afirmo que no es lo mismo asistir a una boda que a un cumpleaños, al igual que hacerlo a una recepción oficial o a una reunión con personas de otras culturas, cuestiones que ayudan a hablar de estrategia en sí misma. 

180713_vod_digital_protests_hpMain_4x3_384

Es en este momento cuando entran en acción los llamados valores cívicos y los modales, que a día de hoy escasean y demuestran de nuevo la malinterpretación que existe sobre ellos. 

El respeto, la empatía y la cortesía por citar algunos, juegan en favor de los valores cívicos que un Jefe de Estado debería tener presentes, mas que nada porque también pueden hacer que su imagen se vea repercutida en negativo si falta a alguno de ellos, como se ha podido observar en la reciente visita a Reino Unido. 

Puedo entender que la imagen del presidente norteamericano nos recuerde mas a la de un joven que desestima todo lo relacionado con el sentido común, un valor que ha demostrado inexistente en sus actuaciones, pero lo que no, es el pasar de analizar o documentarse sobre otras visitas de mandatarios para ver cómo actuar, y que ha distado mucho de su comportamiento en la visita a Arabia Saudí.

No se ha roto el protocolo, ni ha fallado, (que por otro lado son expresiones erróneas, ya que éste se cumple o incumple), porque las reglas que se debían llevar a cabo estaban presentes. Lo que ha faltado han sido modales, la falta de asesoramiento y los valores cívicos. 

safe_image

Es por todos conocido cómo se debe actuar ante la Reina Isabel II ante los saludos, las esperas,  los himnos, la revisión de tropas…En el país mas cortés del mundo, no puedes mostrar la descortesía como elemento principal en tu comportamiento, al igual que no cumplir con una tradición. 

Por otro lado, desde el punto de vista inglés, sí ha quedado demostrado que se adaptan al invitado que tengan delante, respete este o no las costumbres de la Casa Real inglesa y sus actos oficiales. Al igual, que la gran forma física de la reina al seguir el paso de un POTUS que irradiaba supremacía con su comportamiento. 

¿Estamos ante un nuevo protocolo? Desde luego que no, hablamos de falta de sensatez y civismo. Lo que si, demostrar una vez mas como la escasez de éstos, dan como resultado, una mala imagen.  

La imagen del poder o el poder de la imagen

La pasada cumbre del G7 celebrada en Canadá, nos ha dado mucho que hablar entre las decisiones, las miradas, sonrisas, gestos y los regalos intercambiados pero sobre todo por uno de los momentos mas retratados y que conlleva diversas lecturas.

A la hora de que un mandatario acuda a una cumbre, y sobre todo el G7 que son los países que aglutinan mayor poder a nivel político y económico, (no sólo acuden miembros de esos países, también lo hacen representantes de organismos internacionales y de la Unión Europea) las imágenes que nos llegan de esos eventos internacionales son marcos de sus actuaciones y donde de un golpe de vista donde se pueden observar luchas de poder y si hay buenas relaciones entre ellos o no.

La imagen que mas ha trascendido es la que se ve a continuación

5b1e9d3f1ab8e

La simbología junto con la actitud de algunos mandatarios, el contexto del momento y la posición de cada país, crea un frame que hace que el mensaje de ésta fotografía varíe dentro de unos parámetros dependiendo de quien la observe: desde que Trump tiene una pataleta hasta que todo el mundo depende de EEUU, pasando por una crisis internacional.

Pero si cambiamos el ángulo de la foto, vemos como nuestra opinión sobre los mandatarios y su situación puede cambiar. Incluso me aventuro a afirmar que denota esencia de dos teorías del liderazgo: la de comportamiento y la situacional, lo que nos da como resultado denominar líder a una persona dependiendo de la posición y lo que su comunicación no verbal expone en la fotografía que se publique.

5b1e9f76b31a8

La importancia de la comunicación política es total. La transmisión de mensajes y la subjetividad de las opiniones según el mandatario, son esenciales para calibrar la balanza entre imagen y reputación de representantes y de sus países.

Cada líder, quiere comunicar el mejor mensaje para sus nacionales y a nivel internacional, por ello, el cambiar el ángulo, optar por fotografías serios o sonriendo de ese momento y enviar a prensa la imagen elegida en la que su presidente o primer ministro salga en la mejor situación, denotará una serie de valores positivos que influenciará directamente en la opinión pública que se tiene de ese cargo público.

En conclusión, todos buscan dar la mejor imagen de sí mismos y su participación en este evento internacional y si una fotografía publicada por sus equipos proyecta estos aspectos aderezados de una serie de valores según su comunicación verbal, conseguirá el objetivo de transmitir mensajes positivos a los actores de la sociedad internacional.

¿La imagen del poder o el poder de la imagen? Opinen ustedes mismos.

Gracias ATP y Twitter por las fotografías.

Regalos y Protocolo

gift-1420830_1280Pensar en regalos, es pensar en alguna celebración como cumpleaños o Navidad. Sin embargo, uno de los aspectos formales que ayudan a generar buenas relaciones institucionales entre personal de diversos organismos, son los detalles unidos a la cortesía que se pueden ver en los regalos.

Éstos presentes conllevan implícita en su entrega muestras de respeto, de agrado y de ir consiguiendo un mayor grado de confianza entre ambas partes, elementos que a medio y largo plazo, pueden suponer apoyos indiscutibles a la hora de tomar ciertas decisiones o firmar un tratado específico.

Cabe recordar que el dar un regalo a una visita, un homólogo de otra institución o a personal de la nuestra, serán diferentes y que deberán venir regidos por la política de la organización en la que trabajemos.

card-1835447_640

Podemos diferenciar varios tipos de regalos, según el público al que se le vaya a hacer entrega:

  • Promocionales: aquellos que se realizan en relación a eventos, para los visitantes de una feria, congresistas o visitas de público general y que comúnmente se conoce como merchandising. Una libreta, agenda, USB( lápices de memoria) o bolígrafos son los mas utilizados para que los brochures, folletos y otras informaciones sean mas atractivas, junto con una bolsa en el que poder llevarlo todo.
  • Interno: regalos particulares para el personal de la organización ya sea por su aniversario, jubilación, Navidad o que por política de empresa se establece un regalo por maternidad-paternidad y por casamiento, por decir algunos.

memory-stick-1267620_1280.jpg

  • Corporativos: forman parte de la imagen de la empresa u organización, y hacen referencia a aquellos en los que se encuentra por encima de lo corporativo, pero por debajo de los especiales, de los que hablaré a continuación. Un regalo corporativo, es aquel que se hace como parte de la estrategia de fidelización hacia clientes, proveedores o sponsors y que normalmente conllevan mucho cuidado en su embalaje o packaging,  aparte de la esencia de la organización que lo envía.
  • Especiales: aquellos que se dan ante visitas o reuniones con autoridades o personalidades, con el que queramos afianzar nuestras relaciones. Estas visitas sumadas a los regalos supondrán una cobertura de prensa del intercambio y deberemos pensar de forma estratégica sobre el qué regalar, eso si, sin perder de vista nunca la política de empresa tanto nuestra como de la organización con la que nos reunimos, acerca de éste ritual (existen algunas que no aceptan regalos de mas de X cantidad de dinero, e incluso otras que no aceptarán ninguno, por ello es necesario informarse con anterioridad de estos detalles).

1436444103_616663_1436446251_noticia_normal

Pero los regalos especiales han dado que hablar en muchas ocasiones mas bien por lo que no dicen en un contexto o frame determinado. Desde toques de atención con DVD que no se producían en el país, pasando por un regalo de celebración de alianzas hasta la serie de Juego de Tronos para un Rey, todos en general puedo afirmar que son regalos con mensaje.

Si hablamos de un regalo mas bien personal, sobre todo cuando se da entre mandatarios para conseguir el agrado y la memorabilidad positiva, el análisis de qué tipo de regalo, unido a la historia y la cultura del país, el contexto actual político y social y el carácter de la persona son aspectos a tener en cuenta si nos decantamos por objetos personales.

Un claro ejemplo lo hemos vivido estos días en la celebración de la cumbre del G7, donde Justin Trudeau, optó por regalar a Donald Trump una foto del primer hotel del antepasado del norteamericano en tierras canadienses, sin percatarse de que ese lugar, era mas conocido como un burdel, ha hecho que se vuelva a agitar la reputación del presidente norteamericano y reavive el conflicto con el sexo femenino que todos conocemos.

trumptrudeau-e1528571948645

Por tanto, es indispensable analizar qué regalo se va a intercambiar según el público y según la persona, con la idea de conseguir nuestro objetivo de mejorar las relaciones entre ambas partes sin que nadie pueda sentirse ofendido y sin perder de vista a la opinión pública en el caso de regalos institucionales.

En este link pueden encontrar regalos diplomáticos entre mandatarios que han dado mucho que hablar.