Entradas

Imagen de la semana: colores duplicados

Esta semana en Política y Protocolo, aunque consideramos que la imagen era la de Mariano Rajoy testificando, pero ya hablamos sobre ella aquí,  hemos elegido la siguiente imagen:

 

rojo pasión

La reina Letizia presidió en Málaga el encuentro anual con los directores de los centros del Instituto Cervantes, donde fue acompañada de la presidenta de la Junta de Andalucía

El elegir un determinado color y prenda de vestimenta para un acto o evento, forma parte de la llamada imagen de cada persona y de la etiqueta.

Las coincidencias están al orden del día cuando el color favorito de una es el mismo que el color emblema de la otra, y si encima la colocación protocolaria siguiendo la rigurosa precedencia por ley las hace sentarse una junto a la otra, las comparaciones se hacen latentes y por tanto, el objetivo del evento al que asisten se ve mermado por este caso.

¿Pero, podría haberse evitado?

Captura de pantalla 2017-07-25 a las 13.27.09

Etiqueta Política

Una de las preguntas más habituales que nos hacemos a la hora de asistir a un acto es: ¿Qué me pongo?

zapatos politica y protocolo

El tiempo que una persona dedica a asistir a actos y eventos es cada vez más alto. Cabe recordar que las diferentes cualidades que pueden apreciarse en éstos, podrán llegar a requerir unas ciertas normas de comportamiento y código de vestimenta a la hora de asistir al mismo, factores que se regirán siempre por la coherencia, la lógica y el sentido común.

El comportamiento, la manera de proceder y relacionarse por parte de los asistentes debe ser correcto, educado y basado en el respeto y la cortesía. La etiqueta, la forma de vestir cambiará dependiendo de la naturaleza del evento al que acudamos.

images (24)Dentro de la inmensa tipología existente en el mundo de los eventos, los políticos tienen unas características bien marcadas que ayudan a que tanto el comportamiento como el código de vestimenta sea de fácil consideración y elección. Dentro de los eventos políticos, los más significativos y que a su vez consiguen diferenciarse por la vestimenta son, por un lado, los de carácter institucional y por otro, los de carácter electoral.

Si hablamos de los primeros, los institucionales, requerirán unas normas mas estrictas y un código formal a la hora de vestirnos para la ocasión.

rajoy santamaria politica y protocoloLo hombres, de traje, sin llegar a rozar el ceremonial de los eventos sociales, donde puede optar por corbata o pajarita para un acto por la noche, y llevar obligatoriamente corbata durante el día.

Las mujeres son mas polivalentes con el vestuario, pero nunca deben de superarse los limites preestablecidos socialmente entre lo formal y lo irrisorio. Hay que ser coherentes con nuestra vestimenta a la hora de asistir a un acto.

Normalmente, durante el día podrán optar entre falda, vestido por la rodilla o pantalón. El utilizar un conjunto del mismo color con chaqueta a juego, suele ser la opción mas habitual y con la que seguro no hay equivocación. Por la noche, se aceptarán las puestas de largo.

Si hablamos de las partes de arriba, se debe tener en cuenta que la formalidad de los eventos institucionales es crucial y por tanto, prendas transparentes, demasiado cortas o que insinúen demasiado, pueden ser calificadas de fuera de lugar.

Los colores oscuros junto con un código de vestimenta tipo “cocktail” suelen ser los mas utilizados por ambos sexos, ya que en este contexto, comunican profesionalidad.

zp_mitin_alcala

En cuanto a los eventos políticos de carácter electoral, aun requiriendo cierta formalidad de los candidatos, los asistentes pueden vestir tanto de manera formal como con prendas calificadas de informales, pero siempre teniendo presente la naturaleza del evento y donde nos encontramos.

Por tanto, es importante pensar que ropa llevaremos a uno u otro evento del carácter que sea, ya que, a menos que seamos los protagonistas o anfitriones del mismo, nuestro vestuario no debe sobresalir bajo ningún concepto, debemos saber quedar en un modesto segundo lugar donde la elegancia y cortesía hablen por si mismos.